Categorías

Aceite esencial de árbol de té: ¿conoces todos sus usos?

El aceite esencial de árbol de té se obtiene de una destilación de las hojas y la corteza del arbusto Melaleuca alternifolia, el cual procede de Australia. Por su nombre, puede asociarse a la planta que se usa para hacer infusiones (Camelia sinensis), pero no tiene nada que ver. De hecho, los aborígenes australianos ya hacían esta destilación hace miles de años. Si tienes curiosidad por conocer los múltiples usos de este producto, a continuación te explicamos los más conocidos.

 

Diferentes usos del aceite esencial de árbol de té

El aceite esencial de árbol de té, gracias a sus propiedades antibióticas y antisépticas, tiene una infinidad de usos tanto medicinales como de otra índole, pero lo cierto es que también puede resultar tóxico y, por lo tanto, hay que usarlo de forma segura y tomando algunas precauciones.

  • Acné: su poder antibacteriano evita la proliferación del acné y ayuda a curar el ya existente. Puedes usar un bastoncillo o algodón para aplicar el aceite esencial directamente sobre los granitos, diluirlo en agua y aplicarlo o bien añadir unas gotas a tu jabón habitual para lavarte la cara por la mañana y por la noche.
  • Cortes o heridas: el aceite esencial de árbol de té es un potente antiséptico, ideal para aplicarlo como desinfectante en cortes o pequeñas heridas.
  • Hongos en pies y uñas (pie de atleta y onicomicosis): las propiedades antifúngicas de este aceite ayudan a tratar los hongos. Puedes aplicarlo directamente sobre las uñas tras lavarlas y secarlas minuciosamente, o bien lavarlas por la mañana y por la noche con unas gotas de aceite disueltas en el agua.   
  • Dermatitis y psoriasis: si el área que debes tratar es pequeña, puedes aplicar el aceite directamente, pero si es extensa lo mejor es verter unas gotas de aceite esencial de árbol de té en tu crema hidratante o en una base de aceite (aceite de jojoba, por ejemplo) y aplicarla por el cuerpo. En este caso, ayuda a desinfectar y a aliviar el prurito y la inflamación.
  • Piojos: según algunos estudios, el aceite esencial de árbol de té funciona contra los pijos tanto de un modo preventivo como para tratarlos cuando aparecen. Puedes preparar una loción diluyendo unas gotas de aceite esencial en una base de aceite de jojoba (u otro cualquiera), aplicarlo, dejarlo actuar durante varias horas y después aclarar.
  • Infecciones de garganta: hacer gárgaras de agua con unas gotas de aceite esencial de árbol de té ayuda a desinfectar, a tratar la inflamación y a disminuir el dolor.
  • Congestión nasal: diluir el aceite esencial en agua y hacer baños de vapor, o usar un vaporizador, ayuda a despejar la nariz, trata la infección de las vías respiratorias y calma la tos.

 

Precauciones a la hora de usarlo

El aceite esencial de árbol de té nunca hay que consumirlo, pues es tóxico para las personas. También puede crear irritación, alergia o reacciones adversas de mayor magnitud incluso, por lo que hay que manejarlo con cuidado y de forma ocasional cuando aparezca un problema. Lo ideal es diluirlo en agua o en una base de aceite antes que aplicarlo directamente sobre la piel.   El aceite esencial de árbol de té es un producto muy eficaz y con infinidad de usos beneficiosos para la salud, aunque hay que tener cuidado con la forma de usarlo para evitar sus efectos adversos. ¡Anímate a probarlo porque verás que es fantástico!

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir