Categorías

Cenar fruta para adelgazar y otros mitos sobre la fruta

La fruta es uno de los grupos de alimentos sobre el que hay más mitos: que si cenar fruta va bien para adelgazar, que si no tomes fruta más tarde de las seis, que si no la tomes de postre porque engorda más, que si comer y cenar fruta en forma de smoothie va bien para hacer un plan detox…

La fruta es uno de los grupos de alimentos más saludables y ricos en vitaminas, minerales, agua, fibra y azúcar, así que descubre todo lo que necesitas saber sobre ella en este post.

 

¿Cenar fruta ayuda a adelgazar?

Esto es… ¡falso! Si quieres adelgazar no te puedes centrar solo en algunas de las comidas del día. Cenar fruta para compensar unos malos hábitos alimenticios no sirve de nada. Lo importante es seguir una alimentación saludable  aplicada en todas las comidas.

 

¿Tomar fruta de postre ‘engorda’?

De nuevo... ¡falso!, y además sin apoyo científico. Como postre, la fruta es la mejor opción porque es la más saludable. Es cierto que se puede tomar antes de las comidas como estrategia para calmar el hambre mientras cocinas, pero eso no significa que si se toma después engorde más.

Es la mejor manera de disfrutar de algo dulce tras las comidas y evitar productos como galletas y pastelitos que son más calóricos y, por supuesto, menos saludables que la fruta.

 

¿Comer y cenar fruta en forma de smoothie sirve para depurar el organismo?

¡Falso! El organismo no necesita ningún alimento o producto detox o depurativo, pues para eso ya contamos con órganos como el hígado o los riñones. Comer o cenar fruta en forma de smoothie puede hacer que desplaces el consumo de  otros alimentos necesarios, además de que, aunque se mantiene la fibra de la fruta, se pierde el poder saciante de masticar los alimentos.

 

¿Comer fruta más tarde las 6 ‘engorda’?

¡No! La ingesta de alimentos no responde a un horario concreto ni la comida tiene la  capacidad de hacerte engordar o adelgazar por ella misma. Lo que te hace engordar o adelgazar es aquello que hagas (o no) a largo plazo, cada día. Así que, come fruta en cualquier momento, pues es un alimento saludable y repleto de vitaminas y minerales.

 

¿Los zumos naturales cuentan como un ración de fruta?

¡No! Aunque sea natural, no cuenta como fruta, pues pierde la mayor parte de la fibra y convierte los azúcares simples en azúcares libres que se absorben más rápidamente. Además, la sensación de saciedad no es la misma: comerte una naranja te llena, pero tomar un zumo de naranja no, ¡te lo bebes enseguida!

 

¿El plátano ‘engorda’?

¡Falso! Ya hemos dicho que no hay ningún alimento que engorde por sí mismo. Es cierto que el plátano es una de las frutas que contiene más azúcar, pero también contiene agua y fibra.

Es cierto que, ante una tabla de composición de los alimentos, se puede ver que el plátano tiene el doble de calorías por cada 100 g de porción comestible que, por ejemplo, una manzana o una naranja, lo cual puede llevarnos al error de pensar que se trata de una fruta que engorda. Sin embargo, la porción comestible de un plátano es habitualmente la mitad o incluso menos que la de una naranja o una manzana, lo cual hace que estas frutas sean igual o más calóricas que el plátano. El peso medio de un plátano (sin piel) es de 90 g (76,5 kcal), mientras que el de una manzana (sin corazón ni piel) es de 180 g (81 kcal).

 

Insistimos en que las frutas son alimentos saludables ante los que no tenemos que tener ningún miedo y de los que podemos disfrutar el cualquier momento del día. ¡Sí a la fruta de postre, para cenar, después de las 6 y a todo tipo! Siempre es mejor consumirla en su forma entera, aunque de vez en cuando la podamos disfrutar en forma de zumo o smoothie, pero no como detox, sino ¡porque están ricos!

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir