Categorías

Cenas fitness: 5 opciones para después de entrenar

¿Llegas a casa después de entrenar con hambre y no sabes cuál es la mejor opción para cenar? Te proponemos diferentes cenas fitness para después del entrenamiento fáciles de preparar, rápidas y riquísimas. Verás que no se especifican cantidades, porque estas dependerán de tus necesidades y objetivos.

 

 

Aunque, sean cuales sean tus metas (ganar masa muscular, recuperarte bien para rendir el día siguiente de entrenamiento, prepararte para competir el día siguiente o perder grasa...), las cenas no deben dejar de ser deliciosas y saludables, porque comer siempre tiene que ser un placer.

 

5 cenas fitness para después de entrenar

Estas 5 cenas fitness están elaboradas a partir del “plato para comer saludable” de Harvard. ¿Sabes en qué consiste?:

  • Medio plato de verduras y hortalizas.
  • ¼ de alimentos feculentos, como pasta, arroz o patata.
  • El otro ¼ restante con alimentos ricos en proteínas: carne, pescado, huevos, legumbres y derivados de proteína vegetal.

 

1-  Espárragos y pimientos de colores, patata y pollo al vapor

Sigue estos pasos para prepararlo:

  1. Lava, pela y corta a dados la patata. Ponla en el Estuche de Vapor y cocina al microondas. Como referencia, para una unidad mediana (170 g) el tiempo de cocción serían 6-8 minutos a máxima potencia con un poco de agua.
  2. Lava las verduras y corta los pimientos en bastones. Retira la patata e introdúcelas en el Estuche de Vapor con las especias que prefieras (albahaca, pimienta, ajo, pimentón...) entre5-7 minutos con un poco de agua. Para orientarte con las cantidades, estas indicaciones corresponderían a 6-7 espárragos grandes, ½ pimiento rojo y 2 pimientos verdes italianos.
  3. Por último, añade el pollo cortado a dados o tiras (una pechuga de unos 180 g) y cocina unos 3 minutos más.

Como ves, el tiempo puede variar ligeramente dependiendo de la cantidad de los ingredientes y recomendamos controlarlo durante la cocción.

 

2-  Ensalada tíbia de garbanzos

Esta es una buena opción de cena fitness rica en proteína vegetal. No existe una sola receta de ensalada tibia de garbanzos, así que aquí tienes unos tips para crear tu favorita:

  1. Los garbanzos son una legumbre que combina muy bien con cualquier vegetal, por eso, escoge las verduras que más te gusten.
  2. Para preparar una ensalada tibia, escoge algunos vegetales crudos y otros salteados en la sartén, o cocidos al horno o al vapor para aportar un contraste de temperatura.
  3. Elige el mejor aliño o combina diferentes para que cada vez tenga un toque único.

Puedes preparar, por ejemplo, la siguiente ensalada: lechuga variada, corazones de alcachofa, salteado de champiñones y tomate con orégano, garbanzos y un puñado de frutos secos picados. Aliña la ensalada con aceite de oliva virgen extra y vinagre.

 

3-  Verduras al vapor con arroz y salmón

Este es el procedimiento:

  1. Escoge algunas verduras que te gusten y cuécelas en el Estuche de Vapor. Unas vainas de judía verde, unas rodajas de zanahoria y unos dados de calabacín combinan a la perfección con arroz y salmón. Puedes seguir estas indicaciones aproximadas:
  • Zanahoria (2 unidades medianas): 5-6 minutos con una cda de agua a 800 W. Recomendamos remover a media cocción.
  • Judía verde (200 g): 8-9 minutos con 2 cdas de agua a 800 W.
  • Calabacín (½ unidad grande): 6-7 minutos con 1 cda de agua y 1 cda de aceite a 800 W.
  1. El arroz, mejor si es integral; puedes prepararlo con el Rice&Grain para ir más rápido.
  2. El salmón, puedes hacerlo a la plancha o cocerlo con el Estuche de Vapor entre 1 y 2 minutos, según el punto de cocción que busques.
  3. Brócoli con espaguetis y camarones

La pasta es uno de los alimentos más populares después de un entrenamiento duro. Toma nota de una cena fitness acompañada de brócoli y camarones:

  1. Corta el brócoli (150 g aprox.), ponlo en el Estuche de Vapor y cuécelo al microondas durante 5 minutos a máxima potencia con 1 cda de agua.
  2. Cuece los espaguetis en una olla con agua o en el Pasta Cooker para ganar tiempo.
  3. En una paella con un poco de aceite de oliva, saltea los camarones con algunas especias que te gusten: ajo en polvo, pimentón, pimienta, orégano… Agrega también el brócoli ya cocido para que coja sabor. Después, échalo sobre la pasta a modo de salsa. ¡Es delicioso!
  4. Salteado de verduras, quinoa y tortilla de espinacas

 

Una cena fitness diferente y muy rica:

  1. Saltea unas verduras en la sartén: un poco de cebolla, unos dados de calabaza, unos de calabacín, berenjena…
  2. Cuando estén pochadas, añade un poco de quinoa ya cocida. La puedes cocer al microondas en un momento con el Rice&Grain.
  3. Mientras lo mezclas todo, prepara la tortilla de espinacas con el Omelette.

 

¿Qué cenas fitness te preparas para después de entrenar? Aunque las opciones son infinitas, puedes guiarte con estas ideas para disfrutar de cenas fitness rápidas de preparar, que a menudo es lo que se agradece al llegar a casa. ¡Cuéntanos que tal te han salido!

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir