Categorías

Chía con yogurt: 4 recetas de ‘parfait’

La chía es considerada un “superalimento”, ya que contiene una gran cantidad de nutrientes y aporta múltiples propiedades para el organismo. ¿Sabes cuál es una de las maneras más deliciosas y nutritivas de disfrutarla? ¡Con yogur! ¿Has probado la chía con yogurt? ¿Sabes cómo prepararla? Es muy fácil, te presentamos algunas combinaciones.

 chia con yogurt

Para poder aprovechar todos sus nutrientes, toma la chía molida o bien pon las semillas de chía en un medio húmedo a remojo, por ejemplo, agua, leche, bebida vegetal o yogur, donde las semillas aumentan su tamaño de manera considerable y se vuelven gelatinosas. Además, cuando la chía adopta esta consistencia crea mucílagos, un tipo de fibra soluble muy beneficiosa para nuestro aparato digestivo. 

La chía con yogurt, gracias a su consistencia gelatinosa y a su agradable sabor, es una de las opciones más apetecibles y sabrosas para disfrutar de este alimento. Además, la puedes combinar con otros frutos secos, cereales y frutas para crear un desayuno o merienda muy completo. Aquí te mostramos algunas combinaciones:

 

Chía con yogurt, agua de coco y fruta

Ingredientes:

  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 50 mL de leche, bebida vegetal o agua de coco
  • ½ yogur vegetal
  • 2 fresas a dados
  • 1 mango a dados
  • Pepitas de chocolate (opcional)
  • 1 cucharadita de miel, sirope de arce o el endulzante que más te guste (opcional)

Elaboración:

  1. Pon en un recipiente como el Jar To Go la leche, bebida vegetal o agua de coco y añade las semillas de chía para hidratarlas. Mételo en la nevera al menos 1 hora.
  2. Lava y corta la fruta en trocitos pequeños.
  3. Añade el yogur y el endulzante que elijas si lo deseas, y las semillas de chía que has guardado en la nevera.
  4. Dispón en la parte colapsable del Jar To Go, que permite separar ingredientes para conservar su textura, trocitos de mango, de fresa y las pepitas de chocolate.
  5. Deja enfriar en la nevera un mínimo de 2 horas.

 

Este postre es absolutamente fantástico y sorprendente: el toque refrescante del coco, el aporte ácido del mango y la fresa, y la textura de la chía y las propias frutas crean un contraste de sabores y texturas muy completo. 

 

Pudding de chocolate y chía con yogurt

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 8 cucharadas de semillas de chía
  • 4 cucharadas de cacao puro
  • 500 mL de leche vegetal (preferiblemente de avena o almendras)
  • 12 cucharadas de yogur tipo griego sin azúcar
  • 12 frambuesas (o la fruta que más te guste)
  • 1 cucharada de miel, sirope de arce o el endulzante que más te guste (opcional)

Elaboración:

  1. Pon las semillas de chía en un cuenco, añade el cacao y mezcla bien. Cúbrelas con la leche vegetal y bate con ayuda de unas varillas hasta crear una mezcla homogénea. Añade el edulcorante si quieres y vuelve a batir.
  2. Tápalo y ponlo a enfriar en la nevera al menos una hora.
  3. Bate el yogur hasta que quede una textura homogénea y cremosa.
  4. Lava las frambuesas y córtalas en trocitos pequeños.
  5. En tarros o vasitos, coloca primero una capa del pudding de chía. Después agrega una capa de yogur y, de nuevo, otra capa de chía con chocolate. Dale el toque final con las frambuesas.
  6. Ponlos a enfriar en la nevera al menos dos horas.

 

En esta receta puedes sustituir las frambuesas por fresas, plátano, arándanos, mango o coco, que son otras frutas que combinan muy bien. ¡Ve probando y cuéntanos cuál te gusta más!

 

Chía con yogurt, fresas y copos de avena crujientes

Ingredientes:

  • 125 g de yogur natural tipo griego sin azúcar
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 35 g de copos de avena
  • 1 cucharadita de miel
  • 1 pizca de canela
  • 100 g de fresas
  • Zumo de ½ naranja
  • 3 gotas de esencia de vainilla
  • 1 cucharada de miel, sirope de arce o el endulzante que más te guste (opcional)

Elaboración:

  1. Lava bien las fresas y córtalas en trozos pequeños.
  2. En un cazo, añade las fresas con un poco de agua y ponlo a calentar. Ve machacándolas poco a poco con la ayuda de una cuchara para que se deshagan.
  3. Añade el zumo de naranja, la vainilla y mezcla.
  4. Añade las semillas de chía, mezcla y deja enfriar.
  5. Pon  la mezcla en un bol y déjala enfriar en la nevera.
  6. En una sartén, pon a tostar los copos de avena con la canela. Remueve constantemente hasta que se tuesten, agrega un poco de miel y mézclalo. Deja enfriar.
  7. Bate el yogur y agrega el endulzante  que te apetezca.
  8. En un vasitos o un tarros, dispón la mezcla de la siguiente manera: en el fondo, pon una capa de avena crujiente. Después, añade el yogur. Por último, añade una capa de compota de fresa.
  9. Ponlo a enfriar en la nevera unas dos horas.

 

¡Ya lo puedes comer cuando quieras!

 

Pudding de chía con yogur vegetal y frutos secos

Ingredientes:

  • 30 g de yogur vegetal
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 50 mL de leche de coco
  • 15 g de avellanas
  • 5 g de plátano deshidratado (o natural, si te apetece más)
  • 1 pellizco de uvas pasas
  • 1 pellizco de coco laminado

Elaboración:

  1. En el Jar To Go, añade la leche de coco, la mitad del yogur y bate hasta conseguir una mezcla homogénea. A continuación, añade las pasas y las semillas de chía y mezcla bien. Déjalo reposar en la nevera mínimo 1 hora.
  2. Machaca un poco las avellanas en el mortero o tritúralas hasta que queden trocitos ni muy grandes ni muy pequeños.
  3. Añade el yogur, las avellanas, el coco laminado y el plátano deshidratado en el Jar To Go.
  4. Guarda en la nevera de nuevo para enfriar al menos 1 hora.

 

¡A disfrutar!

 

¿Qué beneficios aporta la chía?

La chía es una semilla muy saludable. Tiene un gran aporte nutricional, y cada vez se recomienda más en dietas de adelgazamiento y para deportistas. ¿Sabes por qué?

La chía es rica en ácidos grasos omega-3 y omega-6, que ayudan a reducir el colesterol en sangre y la hipertensión. También contiene una cantidad muy elevada de fibra, ideal para combatir el estreñimiento. 

La fibra, a su vez, tiene un efecto saciante, lo que resulta perfecto para incluir en dietas y también para aportar energía ante un día intenso. Eso sí, es conveniente consumirla en pequeñas cantidades, ya que un exceso de fibra puede causar malestar.

La chía también aporta varios minerales como calcio, magnesio y potasio, además de zinc y cobre. El potasio previene los calambres musculares tras hacer ejercicio, el calcio refuerza la estructura ósea y el zinc estimula la capacidad intelectual.

La chía también incluye un alto aporte en proteínas vegetales, por lo que está especialmente indicada en dietas vegetarianas y veganas, y también como complemento de la dieta de deportistas, ya que aporta energía para antes del entrenamiento y proteínas para regenerar los tejidos después.

Entre otras propiedades, los mucílagos al hidratarla son capaces de atrapar el colesterol en sangre. Otro gran efecto beneficioso de los mucílagos es que son emolientes: desinflaman y suavizan las mucosas, por lo que están especialmente indicados para proteger nuestro estómago e intestino. Por último, los mucílagos funcionan como prebiótico, un alimento excelente para la microbiota del intestino, que ayuda a que estos microorganismos beneficiosos se vuelvan más fuertes y puedan eliminar con facilidad posibles bacterias nocivas.

 

¿Cuándo es más recomendable tomar chía?

Debido a la energía que aporta y a su poder saciante, la chía es un alimento idóneo para tomar en desayuno o en merienda. Si la consumes en el desayuno, te aportará energía para toda la mañana y, además, su aporte de fibra activará tu sistema digestivo, lo que hará que se absorba mejor.

Si optas por la merienda, es una excelente elección, ya que su efecto saciante conseguirá que no piques entre horas y llegues con menos hambre a la hora de la cena.

La chía con yogur es una opción sencilla, saludable y completa para seguir una dieta equilibrada. Puedes incluirla en los desayunos y meriendas de toda la familia. Además, puedes dejar preparadas diferentes mezclas y recetas para disfrutar de las propiedades de este “superalimento” en cualquier lugar. Anímate a preparar las diferentes ideas y dinos cuál es tu favorita.

 

 chia con yogurt

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir