Categorías

Cocinar verduras al horno: ¡fácil, rico y saludable!

El estrés del día no nos permite encontrar tiempo para reinventarnos en la cocina y preparar alimentos saludables y exquisitos. Pero una manera fácil de conseguirlo es cocinar las verduras al horno, ya que ahorras tiempo y, mientras se cocinan, puedes aprovechar para hacer otras tareas.

Además, de esta forma las verduras quedan jugosas y mantienen todo su sabor y sus nutrientes.

 

Beneficios de cocinar las verduras al horno en el Estuche de Vapor

Cocinar las verduras al horno hace que, al ser sometido a altas temperaturas, se cree una corteza superficial en el exterior que permite que no se evapore el agua del interior, lo que provoca que la textura del alimento sea más jugosa y tenga mucho más sabor. Y, al contrario de lo que ocurre en la cocción en agua debido a la lixiviación, las vitaminas y los minerales no son arrastrados por el agua y no se pierden.

La costra creada en la superficie de las verduras se debe a varias reacciones químicas que les aportan unas características organolépticas más atractivas. Además, esta forma de cocinar las verduras no necesita apenas aceite u otros condimentos, pues se hacen en su propio jugo, así que la preparación es más saludable y ligera.

Asimismo, esta forma de cocinar las verduras facilita la digestión, a diferencia de otras formas de cocción que acostumbran a ocasionar digestiones pesadas y mal estar.

Puedes cocinar al horno en tu Estuche de Vapor. ¡Recuerda!:

  • No todos los alimentos se cuecen a la misma temperatura, debido a su diferente composición.
  • El tiempo de cocción no aumenta con la cantidad de alimento. Por ejemplo, una patata y dos patatas necesitan el mismo tiempo.
  • Debido al tipo de cocción, los tiempos son más largos que en la cocina al microondas.

¿Por qué cocinar en el Estuche de Vapor?

La cocción al vapor consiste en cocinar los alimentos únicamente con el vapor del agua, sin que ésta llegue a tocarlos. Además de ser muy saludable, mantiene todos los nutrientes. Con el Estuche de Vapor, lo harás de forma más fácil y rápida, tanto al horno como en el microondas.

Trucos para que las verduras queden en su punto

Las verduras que mejor quedan al horno son los tubérculos y las de la temporada otoño-invierno: zanahoria, calabaza, boniato, ajo, cebolla, puerro, col, etc.

Prepáralo todo para cocinar verduras al horno:

  1. Lava, seca, pela y trocea las verduras del mismo tamaño para que la cocción sea uniforme. Cuanto más pequeños sean los trozos, antes estarán listas.
  2. Las verduras que tienen mayor cantidad de agua estarán listas antes que las que contienen más almidón (como la patata), así que puedes empezar a cocinar las que necesitan más tiempo y después añadir el resto.
  3. Pon las verduras en el Estuche de Vapor, en un recipiente apto o en un tapete de cocción  y asegúrate de que no estén amontonadas.
  4. Cocínalas en el horno durante 25-30 minutos a unos 200 ºC, pues de esta manera se tostarán por fuera y quedarán melosas por dentro.
  5. Remueve las verduras unas 2 o 3 veces durante el proceso.

 

Déjalas enfriar y… ¡disfruta de tus verduras al horno con ideas como estas!:

 

Verduras asadas a las hierbas provenzales

  1. Precalienta el horno a 200 ºC y elige las verduras que más te gusten.
  1. Lávalas, pélalas y córtalas en forma de bastones.
  2. Añade a las verduras aceite de oliva, mostaza, jugo de limón, hierbas provenzales y un poco de vino blanco. Remueve todo bien.
  3. Hornea durante unos 15 minutos.
  4. Baja un poco la temperatura del horno, remueve de nuevo y déjalas entre 15 y 20 minutos más.

¡Listas!

 

Judías verdes asadas con vinagre balsámico

  1. Precalienta el horno a 200 ºC.
  2. Lava, seca y corta las judías.
  3. 3. Pon las judías en el Estuche de Vapor o en un recipiente apto y rocíalas con vinagre balsámico, un poco de aceite de oliva, pimentón, ajo en polvo y sal.
  4. Hornea durante 25-30 minutos y remueve durante el proceso.

¡Ya tienes tus judías verdes al horno!

 

Alcachofas al horno

    1. Precalienta el horno a 180 ºC.
    2. Quita las primeras hojas de alcachofa, lávalas y frótalas con un trozo de limón (¡truco para que no se oxiden!).
    3. Pártelas en dos mitades, ponlas en una bandeja de horno y añade un chorrito de aceite de oliva.
  • Añade un poco de zumo de limón, pimienta y báñalas con un poco de caldo de pollo.
  1. Cocínalas al horno durante 20 minutos.

Déjalas enfriar y… ¡listas para servir!

 

Ya tienes las claves para que tus verduras al horno queden en su punto, además de algunas recetas con las que comenzar. Anímate a probarlas y a modificarlas o experimentar combinaciones diferentes.  

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir