Categorías

¿Conoces el falafel? Vegano y delicioso, ¡aprende a prepararlo!

El falafel es una receta originaria de la India y su nombre proviene de falfal,  ‘pimiento’ en árabe. Se trata de una preparación elaborada a base de legumbres, por lo que goza de mucha popularidad en las dietas veganas y vegetarianas. ¿Quieres aprender a preparar falafel vegano?

 

¿Qué es el falafel?

El falafel es de una croqueta de garbanzos o habas (o una mezcla de los dos) que se fríe. Las habas o los garbanzos no se cuecen, sino que simplemente se ablandan y después se trituran con otros ingredientes. En Egipto existe una variante de falafel que se prepara únicamente con habas.

 

¿Cómo elaborar falafel vegano?

¿Quieres preparar un delicioso falafel vegano? Te lo explicamos paso a paso.

Ingredientes:

  • 2 tazas de garbanzos o habas (o una mezcla de los dos)
  • 1 cebolla grande
  • 3-5 dientes de ajo según preferencia
  • El zumo de medio limón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Condimentos: perejil y cilantro fresco, comino, cardamomo molido, pimienta negra, cayena y cúrcuma (si lo quieres tintar de amarillo)

Preparación:

  1. Remoja los garbanzos durante unas 8 horas (puedes dejarlos toda la noche). Las habas, al ser más duras, deben estar a remojo todo un día.
  2. Tras el tiempo de remojo, escurre bien las legumbres y asegúrate de eliminar toda el agua.
  3. Pica los garbanzos y las habas con el resto de ingredientes: la cebolla picada, los dientes de ajo, el zumo, el zumo del limón y las especias hasta conseguir una pasta grumosa. Deja reposar la pasta en la nevera durante un par de horas.
  4. Haz bolas del tamaño que prefieras con la pasta. Lo habitual es hacerlas de la medida de una pelota de pimpón.
  5. Calienta aceite en una sartén o freidora y fríe las bolas durante unos 5 minutos o hasta que estén tostadas.
  6. Coloca las bolas de falafel en un plato con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite, y ¡listas para servir!

 

3 consejos para preparar un falafel vegano excelente

  1. No uses garbanzos o habas ya cocidas, pues su textura es demasiado blanda y no obtendrás la textura deseada para el falafel.
  2. Para conseguir que las bolas queden más esponjosas puedes añadir un sobre de levadura en polvo o bicarbonato (diluye dos cucharaditas en agua).
  3. Si la masa te queda demasiado blanda, puedes añadir un poco de harina de garbanzo o pan rallado.

 

Ideas originales para reinventar el falafel vegano

  1. Puedes añadir otras verduras para darle más sabor y color: pimientos, tomate, pepino, zanahoria, rábano, etc. ¡Pero pícalas bien!
  2. ¡No dudes en preparar el falafel con otras legumbres! El de lentejas queda muy rico.
  3. Y otra versión: reboza las bolas con semillas de sésamo.
  4. También puedes acompañarlo con un ensalada: lechuga, tomate, pepino, pimientos y berenjenas asados, queso feta, etc.
  5. El falafel tradicional se hace frito, pero también se puede cocer al horno, lo cual reducirá el uso de aceite. Para ello, dispón las bolitas en una bandeja de horno y píntalas con aceite de oliva virgen extra. Cuécelas a 180 ºC durante unos 25-30 minutos con calor arriba y abajo, y dale la vuelta a las bolas a mitad de la cocción para que se hagan bien por ambos lados.

 

¿Te preguntas cómo presentarlo? El falafel es un entrante ideal acompañado de salsa de yogur fresca, aunque también con tahini, salsa de sésamo o hummus, y es muy típico comerlo en bocadillo.

El falafel vegano está riquísimo, y es fácil de llevar y comer en cualquier momento: en un bocadillo, acompañado con alguna salsa y ¡con tantas combinaciones! Hazlo de diferentes legumbres y usa especias variadas para ir probándolas todas.

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir