Categorías

Crema de avellanas casera y saludable

Una conocida canción televisiva dice que la crema de avellanas se prepara con “leche, cacao, avellanas y azúcar”, pero la popular fórmula no es muy saludable ni para adultos ni para niños. Sin embargo, es posible optar por una versión de esta crema para untar mucho más sana pero igual de rica y sabrosa: sin azúcares añadidos ni aceite de palma, con o sin cacao, vegetariana, sin lactosa…,  ¡seguro que les encanta a todos!

 

 

La crema de avellanas es delicada, suave y se obtiene simplemente al batir las avellanas. Es muy fácil de preparar y más económica y saludable que las del supermercado.

¿Sabías que se puede conseguir una mantequilla más o menos oscura dependiendo de si las avellanas están peladas o no?

 

Crema de avellanas

Ingredientes:

250 g de avellanas tostadas y sin piel

Elaboración:

  1. Trocea las avellanas con una picadora hasta conseguir una pasta (si la picadora no tiene suficiente potencia, puedes picarlas primero con la ayuda de un mortero).
  2. Guarda la crema en un tarro bien cerrado y en la nevera.

 

Crema de avellanas y cacao

¿Es posible una crema de avellanas y cacao casera, sin azúcares añadidos ni grasa de palma? Sí, y de hecho es muy fácil de preparar y queda deliciosa. Esta receta es para los más golosos, pero en una versión mucho más saludable y sin añadidos innecesarios.

Ingredientes:

  • 1 aguacate maduro
  • 2 cucharadas de cacao puro
  • 2 puñados de avellanas

Elaboración:

  1. Bate todos los ingredientes con una batidora o picadora hasta conseguir una pasta suave y cremosa.
  2. Guárdala en un tarro y en la nevera.

 

Esta versión de la crema de avellanas y cacao es menos dulce que las que puedes encontrar en el supermercado, claro está, pero para endulzarla puedes añadir dátiles junto al resto de ingredientes. Para que quede menos oscura puedes añadir un poco de leche o bebida vegetal (quedará más líquida, pero puedes agregar algunas avellanas más o un poco más de aguacate hasta conseguir la textura que deseas).

 

Crema de avellanas y algarroba

Esta versión de la crema de avellanas es una alternativa para aquellos a los que el cacao puro les resulta demasiado amargo. También es apta para celíacos, pues no contiene gluten. Por otra parte, la algarroba es un producto que puede ser de proximidad y que no necesita recorrer tantos kilómetros como el cacao, lo cual es más ecológico.

Ingredientes:

  • 100 g de avellanas tostadas y sin piel
  • 100 mL de leche o bebida vegetal
  • 50 g de harina de algarroba

Elaboración:

    1. Pon todos los ingredientes en un recipiente y bátelos hasta conseguir una textura suave y cremosa.

 

  • Guarda la crema en un recipiente  y en la nevera.

 

¿Cuándo utilizar la crema de avellanas?

¡Cuando más te apetezca! La crema de avellanas está deliciosa en los desayunos, dentro de crêpes y bocadillos, untada en tostadas, como relleno de pasteles o en su cobertura. Por otra parte, la versión sin cacao ni algarroba puede usarse en platos salados o como parte de alguna salsa para pasta.

¿Con qué opción te quedas? Todas son saludables y están riquísimas. Prepara tu propia crema de avellana y disfruta de ella.

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir