Categorías

‘¿Cuántas calorías se queman nadando?’ y otras curiosidades de la natación

La natación es uno de los deportes más completos que existe, ya que involucra muchos músculos diferentes, tanto del tren inferior como del superior. Es una actividad física que sirve para ponerse en forma y para recuperarse de alguna lesión de manera activa.

 

 

Pero… ¿cuántas calorías se queman nadando? La respuesta es muy variable, ya que depende de muchos factores diferentes. No es necesario conocer las calorías exactas que se gastan y se consumen diariamente, pero sí que es un dato interesante si entrenas mucho y tienes un desgaste importante. Así que tras leer este artículo sabrás cuántas calorías se queman nadando aproximadamente y algunos consejos de alimentación para nadadores.   

 

¿Cuántas calorías se queman nadando y de qué depende?

Existen múltiples factores que determinan cuántas calorías se queman nadando. Lo primero que debes tener en cuenta es que el metabolismo de cada persona es diferente, y de él depende mucho cuántas calorías se queman nadando o realizando cualquier otro tipo de actividad.

A grandes rasgos, los factores principales que determinan el gasto calórico son los siguientes: el peso (cuanto más peso más calorías se queman); el estilo de nado también influye, pues no es lo mismo hacer crol, braza o mariposa, y la velocidad, la intensidad y el tiempo que se esté nadando.

La temperatura y la velocidad del agua o las corrientes también son elementos que pueden hacer variar cuántas calorías se queman nadando, pues no es lo mismo nadar en una piscina que en mar abierto, por ejemplo.

Aunque hay muchos factores que debes tener en cuenta, existen unas estimaciones que te permitirán hacerte una idea de las calorías que se queman nadando; por ejemplo, una persona de 60 kg que esté 1 hora nadando quemaría:

  • Nadar espalda: 441 kcal
  • Nadar braza: 630 kcal
  • Nadar crol moderado: 504 kcal
  • Nadar crol rápido: 693 kcal
  • Nadar mariposa: 693 kcal

 

Algunos tips nutricionales para nadadores

Una alimentación saludable y adecuada es esencial si eres deportista porque influye directamente en tu rendimiento físico. Es muy importante que tengas en cuenta qué alimentos tomar antes, durante y después para rendir correctamente.

 

Preentrenamientos y competición

Para llegar con energía a un entrenamiento o a una competición, consume alimentos ricos en hidratos de carbono, que son la fuente de energía del organismo para realizar cualquier actividad física. ¿Sabes qué alimentos son ricos en hidratos de carbono? Los cereales como el arroz o la avena, otros derivados como la pasta o el pan, los tubérculos como la patata, la fruta fresca o seca (pasas, orejones…)...

Evita los alimentos ricos en fibra y grasa, ya que pueden ser más difíciles de digerir y pueden causarte malestar. Evita los cereales integrales, las legumbres, y las carnes y pescados grasos.

Es muy importante que cualquier alimento que consumas antes de una competición lo hayas probado antes en un entrenamiento para saber que te  sienta bien y no te provoca problemas ni molestias gastrointestinales. ¡El estómago también se tiene que entrenar!

La hidratación también es una parte importante, para ello puedes tomar agua o bebidas isotónicas, sobretodo antes de competición. Para ver en qué estado de hidratación te encuentras, fíjate en el color de la orina, debería ser claro y sin olor fuerte.

 

Postentrenamientos y competición

El postentrenamiento es importante sobre todo si entrenas a diario y realizas entrenamientos intensos o de distancias largas. En entrenamientos cortos, poco intensos y con períodos de más de 24 horas entre ellos, puedes recuperar simplemente con la alimentación diaria.

Para este momento necesitas alimentos ricos en proteínas y carbohidratos para empezar con la recuperación de los músculos y la energía utilizada. La cantidad que se debe consumir de cada uno de los nutrientes depende de cada persona, su peso y la intensidad del entrenamiento.

 

Lo importante no es tanto saber la cantidad de calorías que consumes como seguir una dieta saludable y mantenerte en estado activo durante el día a día, y practicar deporte o alguna actividad física que te guste. ¡La natación es muy buena opción!

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir