Categorías

Deporte para la ansiedad: ¿cuál elegir?

La ansiedad es un sentimiento muy profundo de inseguridad y miedo, la prolongación de un estado de estrés. El deporte es la solución más natural para mitigar la ansiedad, pues la secreción de endorfinas que produce genera una sensación de bienestar durante y después de un entrenamiento.

De hecho, las endorfinas también son conocidas como “hormonas de la felicidad”, ya que provocan euforia. Por lo tanto, practicar deporte para la ansiedad es un método muy eficaz, pero ¿qué deporte hay que elegir y cómo debes empezar a practicarlo?

 

¿Cuál es el deporte recomendado para la ansiedad?

Lo mejor es elegir un deporte que te guste y con el que disfrutes. ¡Cada persona tiene sus gustos! Hay quienes prefieren entrenamientos de alta intensidad como el HIIT, mientras que otras se decantan por el yoga. Lo importante es practicar una actividad física de manera regular, pues resulta muy satisfactorio, conduce a una estado de relajación física y mental, y fomenta la confianza en uno mismo.

El deporte elegido tiene que ser un medio para volver a tener consciencia sobre el propio cuerpo, con el objetivo de ganar confianza, y no convertirse en una obligación. Y es que el ejercicio físico en general es un buen método para combatir la ansiedad y el estrés, y mejorar la autoestima. De hecho, quien lo practica lo sabe.

 

Deportes para la ansiedad: de más esfuerzo

Remo, running, bicicleta, clases dirigidas de steps, body-pump, circuit-training, crossfit… ¡Hay tantos deportes! Estas actividades, practicadas con regularidad, mejoran la calidad del sueño y disminuyen la ansiedad, además de que estimulan la secreción de endorfinas, atenúan el dolor, aumentan la sensación de placer y reducen el estrés. Por otra parte, actividades aeróbicas como el running o la natación mejoran la circulación sanguínea y la capacidad cardiovascular.

 

Deportes para la ansiedad: de relajación

El cuerpo es muy importante para el control de la ansiedad, pero no hay que olvidar la mente, que al final es la “responsable” de ese estrés y esos miedos. El control de los pensamientos y la concentración facilita la gestión de las emociones.

El yoga, por ejemplo es una actividad muy eficaz que permite lograr un buen equilibrio mental y físico. Y una de las bases del yoga es la respiración, un elemento que solemos descuidar demasiado. Ser consciente de la propia respiración es uno de los secretos para sentirse bien y es un paso más para conseguir un mayor control del cuerpo.

El taichí es una disciplina que también busca la buena sincronización de cuerpo y respiración, y el pilates  fomenta la relajación y la disminución de la ansiedad. No obstante, actividades tan sencillas como caminar al aire libre, hacer senderismo o simplemente estar en contacto con la naturaleza también son muy relajantes.

La recomendación habitual de practicar alguna actividad física para no caer en el sedentarismo es suficiente para combatir y controlar la ansiedad, pero hay que practicarla con regularidad, por eso es importante elegir un deporte o una actividad que te guste y te motive. Practicar deporte para la ansiedad es una de las mejores formas de combatirla, pero si no es suficiente para ti, no dudes en acudir a un profesional.

 

¿Cuál es tu deporte favorito? ¿Qué actividad te ayuda a apaciguar la ansiedad?

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir