Categorías

Fitboxing: qué es y cómo se practica

El fitboxing es una nueva disciplina que aúna los ejercicios del fitness y el boxeo. Proviene de Estados Unidos y se trata de una combinación de técnicas de boxeo, kickboxing, muay thai y crossfit orientada a estar en forma y no a competir o ganar en musculatura. No obstante, no existe contacto, ya que todos los golpes se dan contra el saco, y en sesiones de 60 minutos a alta intensidad, se pueden llegar a quemar hasta 1000 kilocalorías, además de que aumenta la resistencia, la fuerza, la agilidad y la coordinación.

 

¿Qué es el fitboxing?

El fitboxing es un ejercicio aeróbico que incluye algunos ejercicios funcionales. Te permite estar en buena forma, pues tiene una clara orientación fitness, ya que se trabajan todas las partes del cuerpo, gracias a la combinación de diferentes técnicas. No sirve para ganar fuerza o aprender a boxear, pero sí es muy útil para aquellas personas con mucho estrés que necesitan descargar energía.

 

¿Cómo se practica el fitboxing?

Una sesión de fitboxing comienza con 15 minutos de calentamiento en los que se combinan ejercicios de cardio y tonificación para ejercitar todos los músculos. Después, se continúa con los ejercicios propios del boxeo: 8 rounds de 2 minutos de trabajo en el saco al ritmo de la música combinados con 8 ejercicios de 1 minuto de body weight (entrenamiento con peso corporal).

Seguidamente, vienen 10 minutos de entrenamiento funcional en el que se usan combas, trx, balones medicinales, etc., para acabar con 6 minutos de tonificación y otros 10 de estiramientos.

 

Beneficios del fitboxing

El fitboxing mejora la condición física general. La variedad de movimientos y los duros ejercicios (si se trabajan a alta intensidad) permiten quemar muchas calorías, y ganar en fuerza y resistencia. Asimismo, golpear el saco de boxeo permite liberar el estrés, por lo que es muy adecuado para personas con una gran necesidad de contenerse.

La coreografía y la música ayudan a concentrarse en los movimientos y no en cuándo terminar, por lo que permiten mejorar la coordinación y la agilidad de un modo divertido. Y al ser una actividad que se practica con otras personas, también permite socializar y sentirse parte de un grupo con un objetivo común, lo cual fomenta la motivación para ejecutar bien los ejercicios y cumplir con todo el entrenamiento. Gracias a sus técnicas y ejercicios, el fitboxing es una disciplina  que motiva a hacer deporte: te ayuda a liberarte del estrés, te mantiene en forma, incluye música para que su práctica sea divertida y te permite formar parte de un grupo con un objetivo común. ¿Te sumas al fitboxing?

 

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir