Categorías

Frutas y verduras, ¡el mejor complejo vitamínico natural!

¿En algunos momentos del año o en periodos de mucho estrés y cansancio buscas un complejo vitamínico natural para ayudarte en tu día a día? Muchas veces, esta sensación de fatiga se debe a una mala alimentación: no consumir frutas y verduras a diario y abusar de los productos procesados.

Tomar un complejo vitamínico natural puede parecer una opción rápida, sencilla y efectiva para sentirte mejor. Sin embargo, es más fácil, económico y saludable seguir una dieta rica en vegetales con la finalidad de obtener estas vitaminas que el organismo necesita para funcionar correctamente.

 

¿Es necesario tomar un complejo vitamínico natural?

Consumir complejos vitamínicos no siempre es una buena opción. Consumir más cantidad de vitaminas de la que se necesita no es la solución. Es cierto que el déficit de vitaminas puede desencadenar diferentes enfermedades, pero consumir más vitaminas de las necesarias no ejerce un efecto de protección o prevención.

En el caso de las vitaminas hidrosolubles (las que se disuelven en agua), como la vitamina C, si se consume más cantidad de la necesaria, el excedente se elimina por la orina, ya que no tiene la capacidad de almacenarse en el organismo.

Ocurre lo contrario con las vitaminas liposolubles (las que se disuelven en grasa), como la vitamina A o la E, que sí se almacenan y el exceso pueden tener un efecto perjudicial para la salud, aunque, en realidad, es difícil llegar a este exceso.

Cuando se confirma el déficit de alguna vitamina, sí conviene recurrir un complejo vitamínico natural, pero no es necesario que contenga muchas vitaminas diferentes, simplemente aquella deficitaria. Por ejemplo, las personas veganas y vegetarianas deben recurrir a un suplemento en B12, ya que su dieta es deficitaria en esta vitamina, la cual está presente únicamente en alimentos de origen animal.

 

Un plus de nutrientes

Puedes conseguir un complejo vitamínico natural, y por qué no, con un plus de minerales, incluyendo en tu dieta algunos superalimentos, los famosos superfoods, alimentos muy ricos en vitaminas y minerales concretos.

Los superfoods no son imprescindibles ni tienen “poderes mágicos”, pero pueden servir como suplemento en momentos de cansancio y fatiga; la levadura de cerveza, la levadura nutricional y algunas semillas son un ejemplo. Este tipo de alimentos son un buen complemento en una dieta saludable rica en frutas y verduras, que son el mejor complejo vitamínico natural.

 

¿Sabías que el color de las verduras y frutas puede dar pistas de qué vitaminas y minerales aportan? Por ejemplo, las frutas y verduras de color naranja, amarillo o rojo aportan betacarotenos, sustancias que, en el organismo, se convierten en vitamina A, necesaria para la visión, la piel, las mucosas, el pelo y las uñas, y los vegetales de hoja verde aportan vitamina K, necesaria para la coagulación de la sangre.

¿Sueles tomar un complejo vitamínico natural? La mejor opción siempre es consumir la cantidad necesaria de frutas y verduras, ya que estas son realmente el mejor complejo vitamínico natural. Busca recetas y maneras agradables de comerlas para disfrutarlas y no necesitar ningún complejo vitamínico, y consulta a tu médico o nutricionista si hiciera falta.

 

http://recursos.lekue.com/landing/lp-ebook-mindful-eating/

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir