Categorías

Infusión para el resfriado; ¿cuál escoger?

Los síntomas del resfriado son estornudos, tos, inflamación de garganta, fiebre… La pregunta es la siguiente: “¿se pueden combatir con infusiones?” Lo cierto es que no hay infusiones que puedan curar el resfriado, o prevenirlo, simplemente calmar algunos síntomas quizá. A continuación, te presentamos cómo una infusión para el resfriado puede ayudarnos a aliviar los síntomas que nos produce.

 

Infusión para el resfriado

Hay muchas plantas que, preparadas como infusión, sirven para calmar los síntomas del resfriado.

  • El eucalipto, muy efectivo para descongestionar la nariz, sobre todo mediante vahos.
  • El tomillo ayuda a despejar las vías respiratorias.
  • El jengibre puede favorecer la descongestión.
  • Tanto la salvia como el aroma balsámico y los aceites esenciales de la menta se utilizan en infusión para calmar el dolor de garganta y el dolor de cabeza.

También es habitual la recomendación de tomar muchos alimentos que contienen vitamina C, como por ejemplo los frutos cítricos, sobre todo el zumo de naranja y el de limón. Sin embargo, aunque la vitamina C es importante para el sistema inmunitario, no existe una clara relación entre el aumento del consumo de vitamina C y recuperarse de un resfriado.

Por tanto, las infusiones son interesantes por algunas propiedades que tienen, pero sobre todo porque al tomarlas dejas de consumir otras bebidas que no son tan recomendables como zumos, refrescos y hasta bebidas alcohólicas. Puedes usarlas para aliviar algunos de los síntomas, pero sobre todo para disfrutar de su sabor y no creyendo que son la panacea.

 

Cómo preparar una buena infusión con plantas medicinales

Es probable que no te hayas parado a pensar en cómo preparar una buena infusión, pero lo cierto es que es muy importante seguir ciertas pautas para obtener una infusión aromática y, sobre todo, para que conserve las propiedades de las plantas usadas para su preparación.

Si no quieres cometer errores a la hora de preparar una infusión, presta atención a los siguientes consejos. Como regla general, hay que seguir las indicaciones del producto, aunque lo habitual es añadir una cucharada pequeña colmada por taza de infusión. Y si quieres preparar una tetera, hay que adaptar la cantidad al volumen de agua (las tazas que resultan).

En cuanto al agua, se recomienda usar agua mineral sin gas.

 

Pasos para preparar una infusión:

  1. Calienta el agua hasta que llegue al punto de ebullición pero sin dejar que hierva.
  2. Vierte el agua en la taza o la tetera y añade el producto. (Lo más cómodo es usar un filtro, aunque puedes optar por colar la infusión tras el tiempo de reposo).
  3. Tapa la infusión. Este paso es importante para evitar que se evaporen los aceites esenciales y los principios activos de las plantas.
  4. Deja que repose entre 8 y 12 minutos.
  5. Retira el filtro o cuela la infusión.

Evita endulzar la infusión con azúcar, puedes hacerlo con canela, cacao, anís...

Deja enfriar un poco y… ¡ya tienes lista tu infusión!

¿Tomas infusiones para el resfriado? ¿De qué tipo? Si tienes un resfriado, tómate una infusión, hará que te sientas mejor.

 

http://recursos.lekue.com/landing/lp-ebook-mindful-eating/

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir