Categorías

¿Qué es la dieta paleolítica y cómo es un menú paleo?

¿Has oído hablar de la dieta paleolítica? La dieta paleo es cada vez más conocida y se ha hecho muy popular. Se está estudiando si la dieta paleolítica, que incluye solamente los alimentos que se considera que comían nuestros antepasados, es el tipo de alimentación a la que mejor estamos adaptados. En este tipo de alimentación no se incluyen algunos alimentos como cereales, lácteos, legumbres, azúcares y aceites refinados. 

¿Quieres probar la dieta paleolítica? En este artículo, conocerás cómo es un menú paleo.  

 

¿Qué es la dieta paleolítica y cómo es un menú paleo?

La dieta paleolítica es aquella en la que se excluyen los siguientes alimentos: cereales, lácteos, legumbres, azúcares y aceites vegetales refinados. Pero que no incluyan estos alimentos no significa que un menú paleo consista solamente en comer carne.

En el paleolítico, las dietas podían ser casi vegetarianas o, por el contrario, basadas sobre todo en el consumo de carne. Y aunque la alimentación podía variar según el grupo de población y el lugar dónde vivía, en ningún caso se consumían cereales, lácteos y legumbres.

Muchas veces se piensa que la dieta y el menú paleo es una dieta pobre en hidratos de carbono, pero no es así. Al eliminar de la dieta los cereales, la cantidad de hidratos de carbono de la dieta baja inevitablemente, pero se pueden sustituir por otros vegetales como los tubérculos, y también por frutas y verduras.

 

Dieta paleolítica: alimentos aceptados y alimentos prohibidos

Alimentos aptos en un  menú paleo             Alimentos rechazados  en un menú paleo

*Frutas

*Verduras

*Tubérculos

*Carne

*Pescado

*Huevos

*Frutos secos

* Lácteos: leche, yogur, queso

*Cereales

*Legumbres

 

Un menú paleo no incluye cereales, lácteos y legumbres, porque se considera que nuestro sistema digestivo aún no está suficientemente adaptado a ellos. No obstante, también es cierto que dentro de estos grupos de alimentos existe una gran variedad:

  • No es lo mismo un paquete de cereales de desayuno refinados, unas galletas o unos bollos que cereales enteros, como los copos de avena o el arroz.
  • Con los lácteos ocurre lo mismo, muchos postres lácteos tienen muchísimo azúcar añadido que no aporta ningún beneficio.
  • Las legumbres son uno de esos grupos de alimentos que son muy saludables, ya que aportan proteína vegetal, minerales y fibra, por lo que si sientan bien, son muy recomendables en una dieta equilibrada. Por tanto, si quieres seguir una dieta paleolítica flexible, es una buena opción incluirlas en tu menú paleo. 

 

En un menú paleo tampoco tienen cabida los alimentos procesados, porque contienen sal, azúcares y grasas que no son nada recomendables, cuya función principal es hacerlos más agradables al paladar. Los zumos envasados, los refrescos y el alcohol tampoco entran en la lista de alimentos de un menú paleo.

¿No te ha pasado alguna vez de no poder resistirte a tomar algún productos de este tipo? A menudo se consumen estos productos en lugar de otros más saludables, como frutas o verduras. Y de estos productos sí que existen suficientes estudios que permiten afirmar que no aportan beneficios para la salud. Así que, en cualquier dieta, sea paleo o no, los alimentos procesados no son recomendables.  

 

Dieta y menú paleo, ¿es saludable para todos?

Se han realizado estudios sobre cómo funciona la dieta paleolítica en distintos grupos de personas con alguna enfermedad y se ha observado que la dieta paleo puede ser positiva y beneficiosa; aunque también es cierto que se debe seguir estudiando.

Como todas las dietas, si se hacen buenas elecciones, puede ser una dieta saludable, pero eso no significa que sea la mejor dieta que existe. Los resultados muestran que el menú paleo ha funcionado para mejorar la salud de personas con diabetes y con problemas cardiovasculares, mejora de la microbiota intestinal y ayuda a perder peso, entre otros.

 

Ejemplo de un menú semanal paleo

A lo mejor con la lista de alimentos que no se incluyen en el menú paleo puedes pensar que es una dieta difícil de poner en práctica, pero no es así, por eso te presentamos un menú paleo para una semana como ejemplo.  

Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Domingo
Huevos a la plancha con jamón Fruta con canela y nueces Pudding de chía con frutas Huevo poché con aguacate Yogur de soja con fruta Pancakes de plátano y huevo con fruta Macedonia de fruta
Crema de calabacín Almejas al vapor con ensalada de tomate Ensalada verde Salmón con verduras y boniato Verduras variadas al horno Tortilla de champiñones Crema de boniato y leche de coco Carne a la plancha Ensalada de patata Gambas  Melón con jamón Carne con verduras Espinacas salteadas con pasas Carne a la plancha con puré de patata
Pollo al horno con patata y cebolla   Ensalada de pepino Espárragos con jamón

Calamares con pimientos

Wraps de lechuga con dados de pollo, aguacate y pimiento verde y rojo Espaguetis de calabacín con tomates cherry Sardinas al horno con limón Crema de verduras fría Huevos a la plancha Pimientos rellenos de bacalao y asado de verduras Cuscús de coliflor Tortilla de espárragos

 

¿Quieres probar el menú paleo? Es importante conocer los diferentes tipos de dieta para decidir cuál es la mejor opción para ti. Para ello, puedes consultar estudios científicos y si quieres seguir una dieta paleo y tienes alguna duda, acude a un nutricionista. ¡Seguro te ayudará!

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir