Categorías

Todo sobre las calorías de los alimentos

Las calorías de los alimentos siempre están en boca de todos, ¿verdad? Pero ¿qué son exactamente? y, ¿es realmente necesario contarlas cuando hacemos dieta? 

La caloría es una unidad de medida de la energía que aporta un alimento. Cuando un alimento tiene muchas calorías se suele pensar que no es una buena idea tomarlo y, por lo contrario, cuando tiene pocas, se piensa que es mejor para la dieta o hasta para la salud. Sin embargo, no se puede valorar un alimento solamente por la cantidad de calorías que contiene. Descubre todos los detalles sobre las calorías de los alimentos en este artículo.

 

¿Qué son las calorías de los alimentos?

La definición más teórica de caloría es ‘la cantidad de calor o energía que se necesita aproximadamente para incrementar la temperatura 1ºC’. Seguramente la caloría es la unidad de medida de la energía más utilizada con los alimentos, pero también se utilizan los julios (J); seguro que lo has visto en las etiquetas de los alimentos.

 

Las calorías de los alimentos

Las calorías de los alimentos dependen de su composición nutricional. De manera que, según los nutrientes que aporten, tendrán más o menos calorías:

  • Las proteínas aportan 4 kcal por gramo.
  • Los hidratos de carbono aportan 4 kcal por gramo.
  • Las grasas aportan 9 kcal por gramo.
  • Las vitaminas y los minerales no aportan energía.

A menudo se juzgan a los alimentos o los productos alimenticios por las calorías que contienen, pero eso no debería de ser así; lo importante de un alimento o un producto es su conjunto: qué nutrientes y qué calidad nutricional tiene y no solamente las calorías.

 

Algunas creencias sobre las calorías de los alimentos

 

El plátano es un fruta que contiene muchas calorías’

Entre las frutas, los plátanos tienen muy mala fama, sobre todo en dietas para adelgazar, porque tienen más calorías que el resto de frutas por 100 g de producto. Sin embargo, la cantidad que tomas de plátano es inferior a la que puedes tomar de manzana, por ejemplo. Al final, la cantidad de calorías entre ellas es parecida y la poca diferencia no es relevante para escoger una u otra.

 

Es lo mismo comerse un plátano que unas galletas, porque tienen las mismas calorías’

Un plátano puede tener las mismas calorías que 5 galletas, pero eso no significa que la calidad nutricional sea la misma. Aunque tengan las mismas calorías, el plátano (o cualquier otra fruta) aporta vitaminas, minerales y otras sustancias antioxidantes necesarias para disfrutar de buena salud. Además, aporta fibra, lo cual ayuda a sentirse más saciado que si se decide tomar unas galletas. Así pues, aunque tengan las mismas calorías, no tienen nada que ver en el plano nutricional.

 

‘Los frutos secos son alimentos muy calóricos, entre horas mejor tomar ‘snacks’ bajos en calorías’

Los frutos secos son alimentos que contienen muchas calorías si se compara con 100 g de cualquier otro producto o alimento. Aun así, las nueces, las almendras y las avellanas, entre otros, sacian más que los snacks bajos en calorías gracias a la fibra que contienen. Los snacks pueden ser bajos en calorías, pero en su conjunto no aportan otros nutrientes interesantes, como vitaminas y minerales, y suelen ser productos procesados. Además, aunque los frutos secos sean muy calóricos, la ración que se suele consumir es pequeña, por lo tanto, las calorías totales de este snack saludable no son tantas como se suele pensar.  

 

‘Mejor elegir alimentos ‘light’ y bajos en grasa porque aportan menos calorías’

Los alimentos light y bajos en grasa son productos procesados que se suelen consumir pensando que contienen pocas calorías, y en parte es cierto, ya que contienen por ley un 30 % menos de calorías que el producto original. Aun así, eso no significa que sea un producto saludable. Además, son alimentos que no sacian y, al poco tiempo, el cuerpo vuelve a tener ganas de comer.

 

Las calorías de los alimentos en las dietas

A la hora de realizar dietas, se estima la cantidad de calorías que se consumen a lo largo del día para calcular la cantidad de calorías que se deben consumir a través de los alimentos según el objetivo de la dieta. Por eso se debe calcular la cantidad de calorías de los alimentos. Parece sencillo, ¿verdad? Pero si las dietas se basan solamente en las calorías que se gastan y las que se deben ingerir, no se tiene en cuenta la calidad nutricional de los alimentos. Si fuera así, muchos productos poco saludables tendrían cabida en cualquier tipo de dieta.

La industria alimentaria ha centrado la atención en las calorías para dejar de lado la valoración global del producto alimenticio y hacer creer que un producto es mejor que otro por contener menos calorías.

 

Calorías vacías

Las calorías de los productos de poca calidad nutricional reciben el nombre de calorías vacías. Algunos ejemplos son la bollería, los snacks, los refrescos, los zumos envasados o los postres lácteos, como flanes, natillas, etc. Consumiendo estos productos pensando que “si aportan pocas calorías, no pasa nada“, ingerimos pocas calorías, pero consumimos un exceso de azúcares refinados, grasas de baja calidad y mucha sal, lo cual es perjudicial  para la salud.

Como ves, las calorías no son lo más importante para valorar un alimento, pero se tienen que tener en cuenta a la hora de realizar una dieta si se tiene un objetivo concreto, tanto para subir como para bajar de peso. ¿Sueles contar las calorías de los alimentos? Será mejor que empieces a ir más allá y observar qué nutrientes y beneficios aportan.

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir