Categorías

Leche de anacardos: conoce esta bebida vegetal y prepárala en casa

El anacardo es un fruto seco originario del noreste de Brasil. Sin embargo, su cultivo, junto con su popularidad, se ha ido extendiendo a diferentes países. Es un tentempié perfecto por todas sus propiedades, por ello, la bebida vegetal de anacardos, conocida popularmente como “leche de anacardos”, también va ganando muchos adeptos.

La leche de anacardos se trata básicamente de un licuado de anacardos con agua mineral y todos sus ingredientes son de origen vegetal, por lo que no contiene lactosa. Además, tiene un sabor más suave que otras bebidas vegetales y es la que menos calorías aporta.

 

Receta de leche de anacardos

Ingredientes

  • 150 g de anacardos crudos
  • 1,5 L de agua mineral
  • 1 cucharadita de vainilla en polvo (opcional)
  • ¼ cucharadita de sal
  • 6 dátiles en rama para endulzar la leche (opcional)

Elaboración

  1. Pon los anacardos en remojo durante 3 horas como mínimo.
  2. Después, pon los anacardos en un recipiente, vierte la mitad del agua y bate bien.
  3. Añade el resto del agua y sigue batiendo.
  4. Pasa el batido por un colador fino.
  5. Añade los dátiles  troceados, la vainilla en polvo y la sal a la mezcla y bátelo todo de nuevo.
  6. Pon la leche de anacardos en una jarra u otro recipiente de cristal y déjalo reposar en la nevera

La leche de anacardos puede aguantar en perfectas condiciones durante 2 o 3 días en la nevera.

Consejos para preparar leche de anacardos

Si buscas una textura un poco más espesa puedes,  antes de meter tu bebida de anacardos en la nevera, llevarla a ebullición durante 10-20 segundos mientras remueves continuamente con una cuchara y retirarla del fuego. Después, déjala enfriar a temperatura ambiente y métela en la nevera.

 

Propiedades y beneficios de la leche de anacardos

Muchos estudios corroboran los beneficios de un consumo habitual de frutos secos, así que la leche de anacardos es una buena opción para incorporarlos a la dieta. No obstante, siempre es mejor tomar los alimentos enteros, ya que así sacian más.

El anacardo es un alimento con un alto contenido proteico y se trata de proteínas de origen vegetal, lo cual es muy interesante para personas que siguen una dieta vegetariana o vegana. También tienen un alto contenido en triptófano, un aminoácido esencial que el cuerpo utiliza para la producción de niacina y serotonina, la “hormona de la felicidad”, que ayuda a mantener un estado de ánimo estable y a conciliar el sueño.

Asimismo, como el resto de frutos secos, los anacardos contienen carbohidratos complejos que aportan energía sin presentar picos de glucemia, algo muy interesante en caso de padecer diabetes.  También son ricos en fibra, y en su composición destacan los ácidos grasos insaturados (oleico u omega-9, y linoleico u omega-6). Además, se trata del fruto seco con niveles más bajos de grasas saturadas.

Gracias a su porcentaje en fibra y ácidos grasos insaturados, el consumo de anacardos ayuda a controlar los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Y al tratarse de una fuente de antioxidantes y fitoesteroles, se le atribuye un papel protector frente a enfermedades cardiovasculares.

En lo que respecta al aporte de minerales, la leche de anacardos, como el fruto seco en sí, es rica en fósforo, selenio, magnesio, calcio, cobre, hierro, potasio y zinc, por lo que su consumo es muy beneficioso para el cuidado de los huesos y los músculos.

En cuanto a su contenido en vitaminas, los anacardos y la leche de anacardos aportan vitaminas del grupo B. Es muy rica en tiamina (vitamina B1), que participa en la contracción muscular y en la trasmisión de señales nerviosas, y en ácido fólico (vitamina B9), cuyo consumo es muy importante antes y durante el embarazo para evitar malformaciones en el cerebro y la columna vertebral del bebé. Asimismo, también aporta vitaminas A, E, D y C.

La leche de anacardos es una bebida vegetal ideal para todos, especialmente para personas que siguen una dieta vegana o vegetariana, y para intolerantes a la lactosa, así como también es muy recomendable para aquellas personas que estén siguiendo una dieta de adelgazamiento y embarazadas. Además, su sabor suave la convierte en el acompañante  ideal de un buen tazón de cereales o para la elaboración de recetas de repostería.

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir