Categorías

Cómo mejorar la flora intestinal con la alimentación

La alimentación tiene un papel fundamental en el cuidado y fortalecimiento de la flora intestinal, que es básico cuidar no solo para tener buenas digestiones, sino también para gozar de una mejor salud y un sistema inmune fuerte para hacer frente a cualquier tipo de amenaza externa.

Los alimentos que ingerimos no solo nos nutren a nosotros, sino también a las bacterias que habitan en nuestro sistema digestivo. A continuación, te mostramos cómo mejorar la flora intestinal mediante una alimentación adecuada y de cómo preparar estos alimentos de manera fácil y cómoda para incorporarlos en tu dieta habitual.

 

Flora intestinal y alimentación: ¿cómo están relacionadas?

Los alimentos que ingerimos tienen un papel esencial para mantener la diversidad y el buen funcionamiento de nuestra flora o microbiota intestinal. Los diferentes alimentos que ingerimos van variando nuestra flora intestinal con lo que, si cambiamos nuestra dieta, nuestra flora cambiará. De hecho, analizando la flora intestinal de una persona se puede averiguar qué tipo de alimentación tiene. Si buscamos cómo mejorar la flora intestinal, es importante poblar dicha flora de bacterias beneficiosas para la salud.

Una microbiota sana no solo mejora las digestiones, sino que también protege de infecciones e, incluso, contribuye a mantener un peso saludable. Si crees que tu flora intestinal puede ser pobre o estar dañada, a continuación descubrirás una serie de alimentos con la que recuperar su equilibrio.

 

¿Cómo mejorar la flora intestinal? 

 

Los prebióticos

Los prebióticos, también llamados fibra soluble, son alimentos que no podemos digerir por nosotros mismos, pero que sirven de alimento para las bacterias beneficiosas que viven en el colon, lo que resulta muy beneficioso para estimular su actividad y crecimiento.

Los prebióticos suelen estar presentes de manera natural en muchos alimentos como frutas y verduras, cereales integrales y frutos secos. Por ello, es muy recomendable que estén presentes en nuestra alimentación diaria.

¿Te gustaría cocinar algunas recetas ricas en prebióticos? Prueba este arroz de coliflor y alubias o un otras recetas con arroz de brócoli..

 

Y también:

 

Los probióticos

Según los define la Organización Mundial de la Salud, los probióticos son microorganismos vivos que podemos ingerir con los alimentos para enriquecer nuestra flora intestinal. Los probióticos también pueden actuar para restaurar el equilibrio de nuestra microbiota intestinal cuando se ha visto afectada por una mala alimentación, por infecciones, por algunos tratamientos con antibióticos o por factores externos como el estrés.

Gran parte de los probióticos provienen de las bacterias utilizadas tradicionalmente para la fermentación de alimentos, con lo que son precisamente este tipo de alimentos nos proporcionará probióticos de manera natural: verduras encurtidas (pepinillos, chucrut...), kéfir o yogur, por ejemplo.

Si te gustan los encurtidos, puedes probar a hacerlos en casa con el Kit Pickles de Lekué. ¡Es muy fácil! Puedes encurtir una gran variedad de alimentos: prueba con esta receta de tomates encurtidos o chucrut.

Kit Pickles

Qué alimentos evitar para no dañar la flora intestinal

A la hora de cómo mejorar nuestra flora intestinal, es tan importante saber qué alimentos son beneficiosos como aquellos que la empobrecen o dañan. 

Los refrescos con o sin azúcar y las bebidas alcohólicas no se recomiendan, así como los alimentos ultraprocesados. Estos últimos están repletos de azúcares refinados, grasas no saludables y aditivos sintéticos.

El azúcar, en general, tampoco es un alimento recomendable. Si buscas endulzar, es mejor no utilizar nada o, en su defecto, utilizar alimentos naturales con sabor dulce como pueden ser los dátiles, la miel o el sirope de ágave, por ejemplo. Está demostrado que los edulcorantes artificiales como la sacarina, el aspartamo o la sucralosa alteran negativamente la composición de la microbiota intestinal.

Si por ejemplo, buscas una bebida que sustituya los refrescos, aquí puedes encontrar propuestas de aguas refrescantes sin nada de azúcar. También puedes preparar bebidas vegetales sin azúcar, reducir el azúcar del café con otras alternativas... 

En cuanto te animes a introducir pequeños cambios en tu dieta para mejorar tu flora intestinal, es probable que pronto notes una mayor sensación de salud y bienestar. Si lo necesitas, conoce más sobre cómo reducir el azúcar de tu alimentación.

Trata siempre de adquirir alimentos frescos y de proximidad: lo ideal es que incluyas en tus platos hortalizas, frutas y tubérculos y que también añadas huevos, pescados y carnes de calidad. Los frutos secos y las semillas oleaginosas tampoco deberían faltar. De esta manera, estarás proporcionando a tu microbiota intestinal todo tipo de fibras altamente fermentables así como polifenoles. Todo ello constituye una alimentación óptima para tu flora intestinal.

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir