Categorías

Pera: beneficios y propiedades de esta deliciosa fruta

La pera o pirus communis es una de las frutas más populares. Su sabor dulce y la elevada cantidad de agua que contiene la hace muy refrescante. Además, existen diferentes tipos que van madurando durante todo el año y que varían en sabor y forma, por lo que puedes disfrutar de la pera durante todo el año.

En este artículo sobre la pera, beneficios y propiedades de esta deliciosa fruta, descubrirás más detalles sobre ella.

 

Distintas variedades de pera

Por ejemplo, la temporada de la variedad ercolina y la blanquilla se da entre principios y finales de verano. Son peras más pequeñas, con más cantidad de agua y muy dulces de sabor.

Las peras de san Juan, por su parte, son unas peras muy pequeñas que solo aparecen a finales de junio. Son de color verde y rojizo, muy dulces y su textura es más carnosa que la de las peras habituales.

Por último, la variedad de pera más común es la conferencia, más alargada y también muy dulce, que podemos encontrar prácticamente todo el año. Además de una fruta muy apetitosa, la pera posee múltiples propiedades para el organismo. ¿Quieres conocerlas?

 

Propiedades nutricionales de la pera

La primera de ellas es que es un gran aliado de una alimentación saludable por su elevada cantidad de agua: contiene 86 gramos de agua por cada 100 gramos de fruta (10 gramos son hidratos; 1 gramo, proteína, y no tiene ni un gramo de materia grasa). También contiene una elevada cantidad de fibra (2,5 gramos por cada 100 gramos de fruta) con lo que ayuda a prevenir el estreñimiento. También es rica en vitaminas B, C y E, y aporta minerales como calcio, potasio y hierro.

 

Pera: beneficios directos para el organismo

Acabamos de ver que la pera tiene muchas propiedades, pero ¿sabes cuáles son los beneficios que puedes notar directamente tras su consumo? La gran cantidad de fibra que contiene esta fruta, unida a su alto porcentaje de agua, la hacen ideal para el sistema digestivo, ya que ayuda a mejorar el tránsito intestinal y previene inflamaciones de colon, diverticulosis o estreñimiento. La combinación de agua y fibra ayuda a disminuir la presión del colon y estimula los movimientos peristálticos, tan necesarios para poder ir al baño con regularidad.

Por la misma razón, la pera es también una gran aliada en dietas de adelgazamiento o, simplemente, para seguir una dieta saludable de mantenimiento, ya que la fibra y el agua que contiene tienen un efecto saciante. Y como no cuenta con absolutamente nada de materia grasa, es el postre ideal, dulce y sabroso sin aportar calorías innecesarias. Por otro lado, la pera ayuda a prevenir también enfermedades cardiovasculares; la fibra que contiene ayuda a disminuir tanto el colesterol como la hipertensión y el potasio que aporta realiza una función vasodilatadora. Asimismo, la pera también es muy recomendable en tratamientos de diabetes; tanto la fibra como el hecho de que contiene fructosa en lugar de glucosa contribuyen a mantener unos niveles de glucemia estables. Por último, su aporte en vitaminas actúa como antioxidante y neutraliza los radicales libres, lo que ayuda a combatir el envejecimiento y a prevenir enfermedades como el cáncer.

 

Diferentes maneras de introducir pera en tu dieta

La pera es un alimento muy versátil, puedes disfrutarla tanto en platos salados como dulces. La manera más saludable y habitual de tomarla es al natural, ya sea en el desayuno, como almuerzo a media mañana, como postre en comidas y cenas, o para merendar. Puedes cortarla y combinarla con otras frutas como pueden ser manzana, fresa, plátano y kiwi, para disfrutar de una buena macedonia.

Otra manera de consumirla es en infusionesbatidos y smoothies, que resultan especialmente refrescantes en épocas de más calor. Si quieres disfrutar de un postre más elaborado, ¡tienes muchas opciones!: puedes asarlas y añadirles un toque de miel, canela y frutos secos, convertirlas en mermelada o coulis, ponerlas en tus bizcochos o incluso hacer una versión de tarta tatin un poco diferente. ¡Tú eliges! Por último, la pera también puede ser un delicioso elemento en platos salados: puedes añadirla a tus ensaladas o también puedes crear una salsa de peras para acompañar guisos de carne o en tus platos de pasta; el resultado será ligeramente dulce, más suave que con otras frutas como la manzana. Como puedes ver, las peras, además de deliciosas, aportan muchos beneficios para la salud, con lo que es ideal consumirlas habitualmente dentro de la cantidad de frutas y verduras recomendadas para llevar una dieta sana y equilibrada. Ve a la frutería y descubre variedades que no hayas probado. Recuerda que, aparte de al natural, hay muchas alternativas para comer pera regularmente y que no resulte aburrido. ¡Pruébalas todas!

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir