Categorías

Prepara tu propia granola casera fácil y saludable

La granola es una mezcla de cereales con otros ingredientes como frutos secos: nueces, anacardos, almendras, pasas… ¡Todo bien tostado y crujiente!

En el supermercado puedes encontrar una gran variedad de cereales para el desayuno, mueslis y granolas, pero suele ser productos procesados con azúcares y añadidos. No hay nada más rico y saludable que preparar tu propia granola casera, la alternativa perfecta a los cereales industriales. A continuación te contamos cómo prepararla, así como sus beneficios frente a la granola comercial. ¡Es muy fácil y nada complicado!

 

¿Cómo preparar granola casera?

Hay muchas maneras de preparar granola casera. De hecho, hay tantas opciones ¡que nunca tendrás que repetir! Elige la que más te guste, o idea tu propia receta.

Ingredientes
  • Copos de cereales: de avena, trigo, maíz, cebada, trigo sarraceno...
  • Frutos secos: almendras, nueces, avellanas, anacardos...
  • Fruta seca: pasas, orejones, mango, piña, fresas deshidratadas...
  • Especias: canela molida, esencia de vainilla...
  • ¡Para que quede crujiente! Miel, aceite de coco, fruta machacada (plátano, manzana, pera, etc.)...
Elaboración
  1. Precalienta el horno a 150 ºC.
  2. Pon todos los ingredientes en un bol (excepto el aceite de coco o la fruta machacada) y remuévelo todo para que se mezcle bien.
  3. Si optas por el aceite de coco: derrítelo un poco previamente, añádelo al bol y asegúrate de que todos los ingredientes quedan bien impregnados. Si optas por la fruta machacada: cháfala e impregna con ella todos los ingredientes.
  4. Extiende la mezcla sobre un tapete de cocción con la ayuda de una espátula hasta que quede una capa fina.
  5. Hornea durante 20-25 minutos removiendo la mezcla cada 8-10 minutos.
  6. Deja que la granola casera se enfríe. Como debe quedar suelta, puedes ir removiendo cada cierto tiempo.
  7. Una vez fría, puedes añadir otras frutas secas, pepitas de chocolate, nibs de cacao...

 

Puedes guarda la granola en el Jar To Go bien cerrado para que se conserve bien.

¡Además, podrás llevarla a cualquier parte! Este recipiente incorpora una parte de silicona en la que poder separar los ingredientes secos de los húmedos. Podrás llevarla, por ejemplo, junto a yogur o porridge, y mezclarlo al momento para que no se reblandezca.

 

3 combinaciones deliciosas de granola casera

Y ahora que ya sabes cómo preparar granola casera, aquí tienes tres ideas, ¡aunque puedes combinar los ingredientes como más te gusten!

  1. Copos de avena + almendras + semillas de calabaza + chips de coco + canela + pasas + orejones + aceite de coco.
  2. Copos de quinoa + trigo + anacardos + semillas de lino + semillas de chía + canela + nibs de cacao + compota de manzana (¡la puedes preparar en el Estuche de Vapor!).
  3. Copos de avena + copos de cebada + almendras + avellanas + plátano chafado + coco rallado + arándanos deshidratados.

 

¿Sabías qué…? Puedes usar la pulpa restante de la preparación de bebidas vegetales caseras para incluirla en tu granola. ¡Así no la desperdicias y está deliciosa!

 

Granola casera vs. granola comercial

Hacer tu propia granola tiene muchas ventajas: sabes qué ingredientes lleva, la preparas a tu gusto y le añades los cereales o los toppings que prefieras. ¡Existen tantas combinaciones que nunca te cansarás de la granola casera! Además, es mucho más saludable que la granola comercial, ya que suele llevar una gran cantidad de azúcar o edulcorantes artificiales.

Endulza tus desayunos y dales un toque crujiente de la forma más saludable con tu propia granola casera. Puedes acompañarla con leche o bebidas vegetales, yogur, kéfir, fruta… ¡Pruébala! Y cuéntanos qué combinación te gusta más.

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir