Categorías

Prepara un delicioso bizcocho de mantequilla

 Es fácil de preparar, aguanta tierno más días que un bizcocho tradicional y es ideal como tarta de cumpleaños, para tomarlo en el desayuno o para acompañar un delicioso té a media tarde.

La receta de bizcocho de mantequilla

Ingredientes:

  • 200 g de huevos
  • 250 g de mantequilla
  • 200 g de azúcar
  • 200 g de harina

La receta original del bizcocho de mantequilla no lleva levadura, pero le puedes añadir un poco para que la masa crezca. En cuanto al azúcar, si no quieres que lleve tanto, puedes reducirlo y añadir unos dátiles para darle un toque dulzón.

Elaboración:

  1. Precalienta el horno a 180 ºC con calor arriba y abajo, pero sin aire. No hace falta que engrases el molde si lo usas de silicona de calidad ya que una de sus ventajas el fácil desmolde. ¡Hay tantos tipos de moldes para elegir!   
  2. Corta la mantequilla en trozos, ponla en un bol amplio y usa unas varillas para trabajarla hasta que esté blanda y manejable. Así es cómo se blanquea la mantequilla, lo cual quiere decir que se bate para introducir aire y que pierda su característico color amarillo. Con esto vas a conseguir que el bizcocho quede más esponjoso.
  3. Añade el azúcar y sigue batiendo hasta conseguir una masa cremosa. Te llevará un rato.
  4. Añade los huevos de uno en uno, sin echar el siguiente hasta que el anterior se haya incorporado bien a la mezcla. La masa resultante tiene que ser cremosa y aireada.
  1. Añade la harina tamizada a la mezcla, es decir, cuélala con un colador fino para que no tenga grumos.
  1. Con una espátula de pastelería, mezcla todo con cuidado y con movimientos envolventes de abajo a arriba para que el bizcocho de mantequilla casero te quede esponjoso.
  2. Cuando la harina esté bien incorporada, echa la masa del bizcocho en el molde y extiéndela para que quede uniforme.
  3. Introduce el molde en el horno y cocina durante 40 minutos aproximadamente (el tiempo exacto dependerá del horno).
  4. Pincha el bizcocho a los 30 minutos de estar en el horno para ver si está listo; y si ves que ha cogido mucho color, baja la temperatura.
  5. Una vez hecho, retíralo del horno y deja que enfríe dentro del molde.

 

Desmolda y ¡verás que bizcocho de mantequilla más rico!

Para darle más sabor, añadirle esencia de vainilla, canela, o bien combina el bizcocho de mantequilla con chocolate, chips de cacao, crema de cacahuete, frutos secos, fruta seca, frambuesa, plátano... ¡Hay tantas opciones!

Un punto importante a la hora de preparar cualquier bizcocho, sobre si lo quieres preparar como un bundt cake, es que no se debe llenar el molde más allá de ¾ de su capacidad, pues de lo contrario rebosará la masa.

¿Has preparado alguna vez un bizcocho de mantequilla? Es fácil de hacer y ¡queda buenísimo! De todas formas, es importante prestar atención a todos los pasos para preparar la masa y a los utensilios que vas a utilizar, pues solo así te quedará un bizcocho esponjoso y riquísimo.

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir