Categorías

Proteína de soja: ¿qué es y cómo tomarla?

La proteína es un macronutriente con funciones importantes en nuestro organismo: a nivel estructural, forma parte de células, tejidos y órganos; a nivel inmunológico, forma anticuerpos, y a nivel regulador, interviene en los procesos bioquímicos de nuestro cuerpo.

 

 

En definitiva, la proteína es esencial para la vida, y podemos obtenerla tanto de alimentos de origen animal como de origen vegetal. La proteína de origen animal se caracteriza por ser de buena calidad; el huevo, por ejemplo, es la fuente más completa. No obstante, en el mundo vegetal, también encontramos una proteína de alto valor biológico,  como por ejemplo la proteína de soja, muy completa y similar a la de origen animal. ¿Quieres conocer más detalles acerca de la proteína de soja?

 

 

¿Qué es la proteína de soja?

La proteína de soja es un tipo de proteína vegetal que proviene de las habas de soja, un alimento que pertenece a la familia de las leguminosas. Es la mejor fuente proteica no animal, tiene un perfil proteico excelente y además es baja en grasa. Por esta razón, la proteína de soja es una proteína a la que se recurre con frecuencia en la alimentación vegetariana y vegana. También es ideal como suplemento deportivo, como sustitutivo de la proteína de suero de leche, para la recuperación muscular de personas intolerantes a la lactosa.

¿Cuáles son las propiedades de la proteína de soja?

Aparte de tener un buen perfil proteico y contener todos los aminoácidos esenciales, la soja contiene una serie de componentes bioactivos que pueden ser muy interesantes para la salud:

  • Flavonoides e isoflavonoides, compuestos químicos con actividad antioxidante. Entre ellos destaca la genisteína, isoflavona que estimula la producción de óxido nítrico, lo cual mejora el transporte de nutrientes y la oxigenación de los tejidos musculares.
  • Polifenoles, componentes con efecto antioxidante y antiinflamatorio.
  • Fitoesteroles, que ayudan a reducir los niveles de colesterol sanguíneos.
  • Saponinas, que, además de contribuir en la reducción del colesterol, estimulan la función inmunológica.

¿Cómo consumir la proteína de soja?

La proteína de soja la podemos encontrar en alimentos como la bebida de soja, las hamburguesas vegetarianas, el tempeh y el tofu. También podemos consumirla a través de la soja texturizada, que se suele emplear como sustituto de la carne para la elaboración de una infinidad de recetas.

Otro formato en el que encontramos esta proteína es el suplemento de proteína de soja aislada, ideal para tomar en batidos recuperadores para deportistas que tengan como objetivo el mantenimiento o la ganancia de masa muscular.

 

Una receta que te encantará: hamburguesa con soja texturizada

Mezcla zanahoria, patata y cebolla peladas y ralladas con proteína de soja texturizada previamente hidratada, copos de avena, pan rallado, perejil picado, ajo, sal y pimienta. Dale forma de hamburguesa y cuécelas al horno o a la plancha. ¡Su sabor es único y es muy nutritiva!

La soja es un alimento muy completo desde el punto de vista nutricional y bajo en grasas. La proteína de soja es una excelente alternativa a la proteína animal. Es ideal para personas veganas, ya sea a través de productos que la contienen, utilizada en su forma texturizada, para cocinar, o en su forma aislada, como suplemento deportivo. En cualquier caso, independientemente del tipo de alimentación que lleves, la proteína de soja es muy beneficiosa para la salud. ¿A qué esperas para probarla?

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir