07.01.2021

¿Cómo puede una taza de té ayudar a tu relajación?

Por Catherine Trenchs

Después de una larga jornada, es bueno que encuentres algo de tiempo para ti y para relajarte. Tu mente, tu cuerpo e incluso tu salud lo agradecerán. 

Y a veces, ese momento perfecto en el que el bienestar y la felicidad te invaden se encuentra en pequeños detalles: practicar una actividad que te guste, leer un libro, compartir un rato con los tuyos o incluso disfrutar de una sencilla taza de té.

¿Conoces el origen del té, las variedades que existen y cuáles son los beneficios de tomarlo? Sigue leyendo y encuentra tu ritual para reducir el estrés y relajarte.

Las diferencias entre una taza de té y una infusión

¿Conoces la diferencia entre las infusiones y el té? El protagonista de este artículo, el té, es una de las bebidas más antiguas del mundo. Todos los tipos de té de los que hayas oído hablar provienen de una misma planta, la camellia sinensis.

Sin embargo, conocemos como infusión a la bebida preparada con agua caliente o hirviendo a la que se le añaden hierbas aromáticas o frutos. Todos los tés son infusiones, pero no todas las infusiones son tés. Veamos algunas diferencias:

El té:

  • El té es un potente antioxidante con múltiples beneficios, aunque las embarazadas y las personas con hipertensión deben moderar su consumo, o incluso evitarlo.
  • Una taza de té contiene teína, el mismo tipo de estimulante que se encuentra en el café y que conocemos como cafeína.

Las infusiones:

  • Pueden contener té o no; si no lo tienen, carecen de estimulantes.
  • En función de las plantas aromáticas con las que se elaboren, tendrán unas propiedades u otras. Por ejemplo, la manzanilla y el poleo ayudan a hacer la digestión; la valeriana y la melisa, fomentan el sueño, y la cola de caballo facilita la eliminación de líquidos.

Los tipos de té y sus beneficios

Aunque hay muchos tipos de té, hemos seleccionado los más habituales para explicarte sus propiedades. Si los conoces en profundidad, podrás elegir cuál te conviene más en cada taza de té que te prepares.

  • Té verde: es quizás el más conocido y consumido en el mundo. Se elabora con las hojas frescas de la planta y es bajo en teína. Una taza de té verde actúa como un poderoso antioxidante y es una gran ayuda en dietas y procesos de pérdida de peso. Además, es capaz de acelerar el metabolismo. Toma esta variedad si necesitas cargarte de energía para afrontar el día. 
  • Té matcha: se trata de una variante del té verde en tendencia y cada vez más demandada. Se elabora a partir de un fino polvo verde que proviene de la molienda de las hojas de té verde. Tómalo para relajarte después de, por ejemplo, un día intenso.
  • Té rojo: tiene un sabor más dulce que el té verde, además de propiedades antiinflamatorias, por lo que ayuda a hacer la digestión. Es rico en vitaminas del grupo B y en minerales como el magnesio y el potasio. Prepárate una taza de té rojo si tienes el ánimo un poco decaído
  • Té negro: se elabora a partir de los tallos y hojas de la planta del té envejecidos. Es la variedad que más teína contiene. Estimula el metabolismo y el sistema inmunológico, mejora el estado de alerta y favorece la concentración. Puedes tomarlo en esos momentos en los que te apetece sentarte a disfrutar de una buena lectura, así también aprovecharás su capacidad de fortalecer el aprendizaje. 
  • Té blanco: es la variedad que contiene una menor cantidad de teína. Por lo tanto, es la que tiene más propiedades antioxidantes. Desde la antigua China, este té se ha utilizado para fortalecer el cabello y la piel. Prepárate una taza de té blanco si te espera alguna conversación importante en casa y quieres tener a punto tus cinco sentidos.

Calm at home: una forma diferente de preparar tu taza de té

Imagina esta escena: llegas a casa al atardecer; los colores anaranjados y malvas se cuelan por los cristales. Pones música relajante y de fondo se cuela el suave sonido de la lluvia. Te quitas los zapatos y sientes el aroma de un té delicioso salir de la cocina. Solo tienes que coger una taza de té y sentarte en tu rincón favorito a disfrutar.

¿Te apetece un plan así? Te contamos cómo vivir un momento de relajación y placer en casa gracias al nuevo ritual del té Calm at home, con el Calm Tea Ritual Set:

taza de te

Calm Tea Ritual Set

Este set se compone de un infusor de tés de cristal de borosilicato con forma de reloj de arena, que te permite infusionar y filtrar todo tipo de tisanas, infusiones y tés, y de dos tazas de té apilables del mismo material y un tarro de cerámica salvaroma. Además de convertir su preparación en un ritual de calma, en unos minutos estarás disfrutando de tu taza de té. Fácil, rápido y sin ensuciar. ¡Toma nota!

  • Llena de agua una de las jarras del Infusor de tés. Para una ración, fíjate en el punto marcado en el recipiente.
  • Calienta la jarra en el microondas durante 2 o 3 minutos, hasta que el agua llegue casi a su punto de ebullición.
  • Con ayuda de una cuchara, introduce las hojas de té en la jarra.
  • Coloca el filtro de forma que el tubo quede dentro de la jarra con el agua y las hojas de té. Después, coloca la jarra superior.
  • Ahora te tocará esperar unos minutos para infusionar las hojas. Fíjate en el tiempo indicado en el envase del té y disfruta también de esta espera gracias a los aromas que se desprenden de tu Infusor de tés.
  • Agarrando el recipiente por la zona central con las bandas de silicona, dale la vuelta al infusor. Ten en cuenta que el orificio por donde sale el aire debe quedar libre en todo momento.
  • Espera unos segundos hasta que se haya filtrado todo el té y desarma la jarra superior con el filtro.
  • Ahora ya puedes servirte tu taza de té y disfrutar de todo su aroma y sabor.

¿Sabías que tomar té es una costumbre muy saludable? Es una forma ideal de aumentar la ingesta de líquidos a lo largo del día, especialmente si te cuesta beber agua.

Eso sí, si vas a beber varias tazas de té o infusiones, te recomendamos que no las endulces con azúcar. Puedes optar por especias como la canela, bebidas vegetales que no tengan azúcares añadidos -como la de avena, la de arroz o la de coco-, un chorrito de limón, esencia de vainilla o edulcorantes más saludables como la stevia. 

También te animamos a tomar tu taza de té sin ningún tipo de añadido. Será la forma de disfrutar por completo de los matices de cada variedad. Solo es cuestión de ir adaptando el paladar a sabores más amargos y aprender a apreciarlos.

Prueba este ritual de bienestar y disfruta de una buena taza de té en el momento que lo necesites. ¿Tienes un tipo de té favorito? ¡Cuéntanoslo!

http://recursos.lekue.com/landing/lp-ebook-mindful-eating/

Actualice su navegador

La versión de este navegador es muy antigua, puede que los contenidos de esta web no se muestren correctamente.