Categorías

Un secreto de belleza: aceite de coco para el pelo y la piel

El aceite de coco es un producto tradicional en muchos países asiáticos que se ha ido introduciendo poco a poco en nuestra despensa y alimentación. Sin embargo, también puede es un buen truco de belleza. Es muy utilizado en cosmética, cada vez aparecen más productos que lo llevan: champús con aceite de coco para el pelo, suavizantes, cremas… Pero hay quién prefiere utilizarlo directamente, porque si es un aceite de coco sin refinar conserva más propiedades antioxidantes, beneficiosas también en cosmética.

¿Quieres beneficiarte del efecto hidratante y revitalizante que tiene el aceite de coco para el pelo, la piel y la cara? ¡Te enseñamos cómo utilizarlo!

 

Para saber un poco más sobre el aceite de coco

El aceite de coco se obtiene al presionar la parte blanca del coco y, tanto para el consumo como para la cosmética, se recomienda que sea aceite de coco virgen extra porque así conserva todas sus propiedades.

El aceite de coco, al contrario que el aceite de oliva, es sólido a temperatura ambiente. Para aplicarlo como cosmético es necesario que se derrita un poco, pero se funde fácilmente con el contacto con las manos y al frotar.

 

Aceite de coco para el pelo

Es muy recomendable utilizar aceite de coco para el pelo, porque ayuda a hidratar y corregir la sequedad. Por eso se utiliza como acondicionador, para dejar el pelo suave y sedoso.

Aplícatelo como  si se tratara de un acondicionador comercial. También puedes dejarlo sin aclarar 30 minutos para que, así, actúe de manera más profunda o, incluso, toda la noche, y aclarártelo por la mañana, porque si no, te sentirás el pelo grasiento. Aunque, ¡cuidado si tienes el pelo muy fino! El efecto grasiento puede ser todavía mayor.

La aplicación del aceite de coco para el pelo es sencilla: aplícalo desde la raíz hasta las puntas, sobre todo en esta última parte que normalmente es la más dañada. Después, el pelo queda muy suave y brillante. Si tienes una melena densa, un buen truco para repartirlo bien por todo el pelo es dividirlo por partes e ir aplicando el aceite de coco.

¿Sabes por qué se estropea el pelo? El sol, la coloración y el calor del secador y las planchas son las causas más habituales.

Utiliza una pequeña cantidad de aceite de coco para el pelo justo después del secado, para evitar el encrespamiento que aparece cuando el pelo está debilitado y dañado. Te quedará una melena brillante y con un aspecto de lo más saludable.

El aceite de coco también es un buen desenredante. Aplica un poco de aceite de coco por las puntas o en el punto donde tengas el enredo, y verás el resultado.

 

Aceite de coco para la piel y la cara

De la misma manera que se utiliza el aceite de coco en el pelo para hidratarlo también es genial para pieles muy secas, por su propiedad rehidratante. Aplícalo en masajes terapéuticos o de relax para cuidar e hidratar tu piel.

Funciona muy bien también para los labios secos y agrietados. Aplícalo como si se tratara de un bálsamo. Las diferentes grasas que contiene penetran bien la piel y la dejan suave e hidratada.

Pero eso no es todo, el aceite de coco también es un desmaquillante excelente, gracias a su textura oleosa, puede ser tu mejor aliado para eliminar los restos de maquillaje. Solo tienes que untar un poco de aceite en un paño de algodón y frotar suavemente.

 

Aceite de coco para las uñas

¿Sabiás qué el aceite de coco se puede utilizar para mejorar el estado de tus uñas? Si tienes la cutículas dañadas, aplícate un poco de aceite de coco y ¡ya verás el resultado!: disfrutarás de unas uñas limpias, hidratadas y brillantes.

 

¿Utilizas aceite de coco en tus rituales de cosmética? Como ya has visto, es un producto de uso habitual en países asiáticos, tanto para cocinar como para tratamientos de belleza y es una buena opción para sustituir otros cosméticos cargados de sustancias químicas.

 

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir