Categorías

Tajine de pollo, un plato marroquí exquisito

El tajine es un recipiente típico de la cocina marroquí en el que los alimentos se cocinan al vapor, lo cual evita que se queden secos. Se trata de una cazuela tradicionalmente de barro que, de hecho, le da el nombre a la receta, tajine. Se trata de un recipiente con muy poco fondo y una tapa de forma cónica que permite conservar muy bien la temperatura, tanto durante como después de la cocción. El tajine de pollo es una de las recetas marroquíes más típicas. Además, está delicioso y ¡es muy fácil de hacer!

 

Receta de tajine de pollo

Ingredientes:

  • Verduras al gusto: 1 puerro, 1 cebolla grande, 2 zanahorias, 1 calabacín, 2 tomates, 2 pimientos verdes, etc.
  • 2 vasos de caldo de pollo
  • 2 cucharaditas de ras al hanut
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación:

    1. Lava, pela y corta todos las verduras en trozos pequeños y procurando que sean más o menos del mismo tamaño
    2. Prepara el pollo en cuadraditos.
    3. Añade el aceite de oliva en el tajine y, cuando esté caliente, añade las verduras y cocínalas hasta que estén blandas. Después, agrega el pollo y, cuando empiece a dorarse, añade las especias.
    4. Remueve bien para que los ingredientes queden bien impregnados de las especias.
    5. Añade el caldo de pollo de manera que todos los ingredientes queden cubiertos.
    6. Tapa el tajine, baja el fuego y deja que se cocine durante media hora.

¡Ya tienes tu tajine de pollo!

 

Notas y consejos

El tajine de pollo puede hacerse con muchísimos ingredientes y especias, así que no dudes en condimentarlo a tu gusto. La más habitual en la cocina marroquí es la mezcla de especias conocida como ras al hanut, pero también puedes añadir cilantro, perejil, jengibre fresco, etc.

Asimismo, puedes aliñar los ingredientes con un poco de zumo de limón, o incluso añadir alimentos como miel, frutos secos, frutas secas como dátiles o ciruelas, etc. De hecho, el tajine de pollo con ciruelas es una de las versiones más típicas y una de las que ofrece un contraste de sabores más interesante entre lo dulce y lo salado.

Pero no solamente tienes que limitarte al tajine de pollo, pues este plato también puede prepararse con otros tipos de carne, como el cordero, e incluso con pescado; el atún o las sardinas son las opciones más habituales. Además, si acompañas cualquier tajine con un poco de couscous, ¡tendrás un plato muy magrebí!

¿Y si no tienes un tajine marroquí? No te preocupes, puedes usar un wok o una olla de barro y taparlo al final (aunque seguramente necesitarás más líquido para cubrir todos los ingredientes). También puedes usar el Estuche de Vapor para cocerlo todo al horno o al microondas. ¿Habías oído hablar del tajine? ¿Habías probado el tajine de pollo? Si no, ahora ya sabes cómo elaborar esta deliciosa y jugosa receta. Escoge las verduras que más te gusten, unos buenos acompañante para darle el toque dulce (como las ciruelas) y un buen pollo. ¿Te animas a probarlo?

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir