Categorías

Todo sobre las castañas

Bajo una cápsula espinosa se esconde la castaña, proveniente del árbol del que recibe el nombre, el castaño. Tiene forma de corazón, su piel es dura y de un color marrón oscuro brillante con una pequeña parte más clara, y su interior, amarillento. Te sorprenderá saber que es un fruto seco que aporta pocas calorías. El mejor momento para su consumo es en otoño e invierno, y existen diferentes tipos que varían en su dulzor. ¿Quieres conocerlo todo sobre las castañas? ¡Aquí los tienes!

 

 

Propiedades de las castañas

La castaña aporta menos grasas y menos calorías que la mayoría de frutos secos. Su componente principal son los hidratos de carbono complejos, por eso se dice que la castaña tiene unas propiedades nutricionales más parecidas a la de los cereales.

También es el fruto seco con mayor contenido en agua. De entre los minerales que aporta destaca el potasio, uno de los encargados de mantener el equilibrio acuoso del organismo. También aporta vitaminas del grupo B, sobretodo folatos, una vitamina interesante para las mujeres embarazadas, ya que interviene en el desarrollo del sistema nervioso del feto.

 

Maneras de tomar castañas

Las castañas se pueden tomar de muchas formas diferentes:

  1. Crudas. Tienen una textura bastante áspera y cuestan de pelar. Por eso os damos un truco: con un cuchillo haz unas incisiones a cada castaña, colócalas en el Estuche de Vapor e introdúcelo al microondas durante 2 minutos a máxima potencia. Después las podrás pelar con más facilidad. ¡Cuidado! Recuerda que cada microondas es un mundo, haz pruebas para encontrar el tiempo y la potencia adecuados del tuyo.
  2. Asadas. De más fácil digestión que las crudas. Son un tentempié ideal a media tarde, y también son ideales como acompañamiento de un plato. Para prepararlas simplemente tienes que hornearlas o cocerlas en una sartén tapadas, con unas gotas de agua para que no queden secas, durante media hora o cuarenta minutos. Después, retira la cáscara una vez enfriadas.
  3. Paté. Primero se tienen que pelar y trocear las castañas, cocerlas unos minutos al microondas con un poco de agua, y después triturarlas bien hasta conseguir una crema uniforme. Puedes añadir un poco de canela al cocerlas, y también alguna fruta, como manzana o plátano para darle una consistencia más fina y suave al paté. Guarda la crema en un tarro y úntala en tostadas o añádela a crêpes, tortitas o gachas. ¡Qué delicia!
  4. Puré. Prueba un puré diferente. Prepara un sofrito con un diente de ajo, un poco de cebolla y puerro. Añade las castañas, cúbrelas con agua y deja que hiervan durante 25 minutos o media hora. Comprueba que las castañas estén blandas para triturarlas y obtener un puré cremoso. Puedes añadir un poco de leche o nata para cocinar y, así, conseguir una textura más suave. Al final, añade un poco de perejil picado y un chorrito de aceite de oliva.
  5. Harina de castaña. Al tener una composición rica en almidón, es fácil conseguir una harina de castaña. Es ideal para las personas celíacas que no pueden consumir harina de trigo o de otros cereales. La puedes obtener al moler castañas deshidratadas y es ideal para preparar dulces, pan e incluso para cocinar: espesar, ligar o rebozar.

¿Te apetece preparar alguna receta con la castaña como ingrediente? Seguro que las que te proponemos a continuación te van a encantar:

¿Que es tiempo de castañas? ¡Pues hay que aprovecharlo! Es el mejor momento para disfrutarlas. ¿Qué recetas preparas con castañas? Prueba estas fantásticas recetas que te hemos propuesto y disfruta de todas las propiedades de este fruto seco tan especial.

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir