Categorías

Yogur caducado: ¿es apto para el consumo?

Seguro que, en más de una ocasión, has ido a tomarte un yogur y te has dado cuenta de que la fecha de caducidad ya había expirado. Sin embargo, un yogur caducado tiene un aspecto totalmente normal, ¿verdad? Y piensas si seguirá estando “bueno” o si, en realidad, puede sentarte mal.

Si tú también te has hecho estas preguntas alguna vez, en este post te damos las respuestas que andabas buscando.

 

Diferencias entre fecha de caducidad y fecha de consumo preferente

Aunque, a menudo, no se haga la distinción y dé lugar a confusión, la fecha de caducidad y la fecha de consumo preferente son dos conceptos diferentes:

  • Fecha de caducidad: fecha a partir de la cual el producto en deja de ser apto o seguro para el consumo.
  • Fecha de consumo preferente: fecha tras la que el alimento puede haber perdido parte de sus propiedades organolépticas, pero sigue siendo seguro para la salud.

 

Con respecto al yogur…

Un yogur que solo contenga leche (sin aditivos) puede mantenerse durante meses siempre que la tapa esté bien sellada. Sin embargo, la mayoría de los yogures llevan algún tipo de aditivo y, seguramente, por esa razón se haya optado por indicar una fecha de caducidad que abarque a todos los tipos de yogures.

Conforme pasa el tiempo la fermentación, el yogur aumenta, y con ello su acidez, lo cual lo convierte en un medio hostil para los microorganismos contaminantes y, por tanto, es difícil que aparezcan. A lo que afecta más el aumento de la acidez es al sabor.

Así pues, lo que debes hacer para saber si un yogur caducado está en buenas condiciones para poder consumirlo es prestar atención a su apariencia (¿tiene moho?) y al olor. Las propiedades nutricionales de un yogur caducado no se ven alteradas, pero sí lo hacen sus efectos probióticos, que se caracterizan por regular la flora intestinal del organismo.

Por lo tanto, la fecha de consumo preferente de los yogures indica hasta qué momento las propiedades organolépticas siguen intactas y los organismos beneficiosos siguen activos; conforme pasen los días, la cantidad de microorganismos disminuirá debido al aumento del grado de acidez. Aun así, algunos expertos recomiendan evitar el consumo de yogures caducados, ya que si se respetan las fechas indicadas, se aprovecha al máximo el potencial del yogur.

 

Qué hacer con los yogures caducados

Si un yogur no muestra signos evidentes de que haya dejado de ser seguro para su consumo, puede consumirse de forma normal; ahora bien, siempre bajo la responsabilidad de cada uno, ya que la indicación es de no consumirlo.

Si el yogur está bien, pero muy ácido para tu gusto, siempre puedes emplearlo para hacer yogures caseros, bizcocho de yogur o salsas de yogur.

En principio, consumir un yogur unos días después de su fecha de caducidad, no tiene por qué entrañar ningún riesgo para la salud, pero la responsabilidad es de cada uno, ya que las autoridades competentes en seguridad alimentaria han establecido una fecha tras la cual no se hacen responsables.

Si no te gusta tirar comida y, al abrir yogur, es bastante evidente que está en buen estado, pero se ha vuelto demasiado ácido, siempre puedes darle otros usos.

 

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir