Categorías

Zumo de sandía: original, refrescante y saludable

¿Te apetece tomar algo refrescante que no sea agua, que no aporte muchas calorías y, por supuesto, que este rico y sea saludable? Puedes obtener todas estas propiedades si te preparas un zumo de sandía natural, ya que la sandía es una fruta carnosa muy rica y refrescante que apenas aporta calorías y ofrece grandes beneficios a la salud. ¿Quieres saber más sobre esta fruta y aprender cómo preparar un zumo de sandía delicioso? Te lo explicamos en este post.

 

Valor nutricional de la sandía

Una ración de sandía de aproximadamente 150 g aporta tan solo 45 kcal; esto se debe a que el 91 % de su composición es agua. El resto de componentes estarían divididos en 4,5 g de carbohidratos, 0,5 g de proteínas, 0,3 g de grasas y 0,3 g de fibra.

Contiene una cantidad importante de antioxidantes (licopeno, betacaroteno, citrulina,…), de vitamina A y de minerales como potasio y magnesio entre otros. Además, es baja en sodio.

 

Propiedades de la sandía

  • Su alto contenido en agua la convierte en un alimento diurético e hidratante, además de que ayuda a prevenir el estreñimiento.
  • Los antioxidantes que caracterizan a esta fruta, como el licopeno y la citrulina (que en el organismo pasa a convertirse en arginina), ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares, tanto por la propia función antioxidante como por la acción vasodilatadora, contribuyendo a disminuir la tensión arterial.
  • Disminuye la inflamación: la citrulina se convierte en arginina en el organismo, que tiene acción antiinflamatoria.
  • Reduce el riesgo de enfermedades oculares como las cataratas o la degeneración macular gracias a su alto contenido en Vitamina A, luteína y zeaxantina.
  • La acción antioxidante del licopeno reduce o neutraliza los radicales libres, disminuyendo el estrés oxidativo del organismo, lo que se traduce en protección contra el cáncer.

Así pues, la sandía es un alimento que con  un bajo aporte calórico y una alta densidad nutricional.

 

Cómo preparar zumo de sandía

Ingredientes:

  • 1/2 sandía
  • 2 L de agua
  • Zumo de 1 limón
  • Azúcar o miel (opcional)

Preparación:

  • En primer lugar, pela y trocea la sandía sin pepitas en trozos pequeños.
  • Después, ponlo en la batidora/licuadora y batelo.
  • Una vez esté bien batida la sandía, añade poco a poco el agua hasta obtener la densidad deseada.
  • Por último, añade el zumo de limón y el azúcar o la miel si lo deseas.

 

Otras opciones:

  • A la hora de servirlo, puedes adornarlo espolvoreando unas semillas de chía y trocitos de sandía.
  • También puedes rellenar los huecos de una cubitera con una hojita de menta y agua y congelarlo. Una vez hechos los cubitos, ponlos en el zumo de sandía y, si lo deseas, adórnalo también con unas hojas de menta y unos trozos de sandía.

La sandía es un alimento que ofrece un bajo contenido calórico y muchos nutrientes beneficiosos para la salud. Por esto y su alto contenido en agua, tomar zumos de sandía es genial para mantener un buen nivel de hidratación, y, además, disfrutar de la dulzura y de la sensación refrescante que aporta esta fruta. Prueba este zumo natural y disfruta de todas las propiedades de la sandía.

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir