Categorías

¿Cómo mejorar la digestión?: consejos útiles

Las malas digestiones pueden tener lugar puntualmente debido a una comida copiosa, aunque también pueden deberse al consumo de ciertos alimentos o a no seguir unas pautas de alimentación adecuadas. 

Algunos alimentos como los ricos en grasas y azúcares o los refrescos con gas y el alcohol pueden ser causantes de sus molestos síntomas: hinchazón, estreñimiento, gases... 

Así que si sufres de malas digestiones, en este artículo encontrarás algunos consejos para saber cómo mejorar la digestión y sentirte mejor. ¡Verás qué fácil!

 

Cómo mejorar la digestión: 6 consejos prácticos

 

1. Come más despacio y mastica bien

Nuestro ritmo diario a veces nos empuja a comer de manera rápida, a lo que también se suma el ansia porque tenemos mucha hambre.

Aunque los alimentos que ingieras y su preparación son probablemente lo que más va a influir en tu digestión, también es importante prestar atención a tu actitud a la hora de comer.

Masticar rápido tiene dos inconvenientes: por un lado se traga una gran cantidad de aire y, por otro, como los alimentos no se mastican correctamente, el estómago necesita hacer un esfuerzo mayor para digerirlos. 

Si, por el contrario, te tomas un momento para comer de manera consciente y masticas adecuadamente, evitarás estos inconvenientes y mejorarás notablemente tu digestión.

 

2. Opta por técnicas de cocción suaves

Aunque no totalmente, los métodos de cocción pueden cambiar por completo nuestra capacidad para digerir un alimento. No es lo mismo comer una verdura a la plancha que rebozada o en un guiso, por ejemplo. Si lo que buscas es mejorar la digestión, la cocción es uno de los más indicados. 

Opta por cocinar al vapor con utensilios como el Estuche de Vapor o vaporeras. No solo estarás optando por una alternativa saludable, sino que conservarás al máximo las cualidades organolépticas de los alimentos que vayas a consumir. El resultado de cocinar al vapor (¡también puedes hacerlo al microondas!) es muy suave y ligero.

 

 

3. Introduce probióticos en tu dieta

Los probióticos son microorganismos que viven en nuestro intestino, pero que también se pueden consumir a través de ciertos alimentos para enriquecer nuestra flora intestinal, lo que ayuda a normalizar algunas funciones de nuestro sistema digestivo.

De entre los alimentos con probióticos que puedes consumir, se encuentran lácteos fermentados, como el kéfir, el yogur o el requesón, y también cualquier tipo de alimento encurtido, que puedes preparar fácilmente en cara con el Kit Pickles.

Kit Pickles

 

4. Enriquece tu dieta con los prebióticos

Si lo que buscas es saber cómo mejorar tu digestión con cambios en tu alimentación, además de los probióticos, debes introducir prebióticos en tu dieta. ¿Sabes qué son? Se trata de alimentos ricos en fibra soluble que no podemos digerir, pero que sirven de alimento a nuestra flora intestinal, y la mantiene sana y fuerte para realizar sus funciones digestivas y protegernos contra agentes patógenos. 

De entre los alimentos considerados prebióticos, se encuentran la mayoría de los vegetales, como las frutas y verduras con piel, las legumbres y los cereales integrales. Cuando los consumas, trata de acompañarlos con agua para facilitar su digestión.

 

5. Utiliza en tu cocina especias beneficiosas

El comino y el hinojo son dos de las especias que más contribuyen a una buena digestión, ya que ayudan a eliminar la hinchazón abdominal y los gases. El comino facilita la evacuación y es un auténtico tónico estomacal. Además, ¡combina fantásticamente tanto con legumbres como platos de carne o pescado blanco!

La cúrcuma, por su parte, además de darle un fantástico color a tus platos, actúa como protector contra la acidez estomacal. ¡Te animamos a utilizarla siempre que puedas!

 

6. Alimentos que debes evitar y cuidado con la cantidad de agua

De entre los consejos para saber cómo mejorar la digestión, no hay que olvidar uno de los básicos: evitar  aquellos alimentos que sabes seguro que la empeorarán. Por ello, trata en la medida de lo posible de no consumir bebidas estimulantes, como el café o el alcohol, aquellas que contengan gas, o alimentos picantes, que son irritantes para el sistema digestivo. En lo que respecta al agua, es beneficioso tomar las cantidades recomendadas al día, pero, si sufres de digestiones pesadas, trata de controlar la cantidad de agua que consumes con las comidas. Beber agua en exceso distiende el estómago, lo que aumenta la sensación de hinchazón que aparece con una mala digestión.

Gozar de una buena digestión no solo hará que te sientas mejor, sino que te proporcionará mucha más energía para llevar a cabo tus tareas diarias. Si te preguntabas cómo mejorar la digestión, ahora ya sabes que el truco básico consiste en llevar una dieta saludable y equilibrada, rica en vegetales, y pobre en grasas saturadas y azúcares. Incorpora alimentos saludables en todos tus menús y seguro que pronto notas sus efectos beneficiosos.

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir