Categorías

Tarta de queso fría: prepara la receta sin azúcares añadidos

Con horno o sin horno; con galletas en la base o sin ellas; con fruta, con mermelada o sin una cosa ni la otra; con forma de tarta grande o en porciones individuales; en deconstrucción... ¡Existen muchísimas recetas diferentes para preparar una tarta de queso fría! Seguro que tú también tienes tu propia versión de este postre tan sencillo como delicioso. ¿Sabes que, por ejemplo, puedes preparar tarta de queso en tu Estuche de Vapor? ¡En solo 5 minutos!

En esta ocasión te proponemos una tarta de queso fría elaborada con ingredientes saludables y sin azúcares añadidos.

 

Receta de tarta de queso fría

La tarta de queso fría es uno de los postres estrella: su sabor suave pero muy presente y su textura cremosa hacen de este dulce el favorito de muchos. Se puede considerar el postre neutro para aquellos a los que no les gusta los sabores fuertes y muy dulces como el chocolate o la nata. ¡Y es ideal para disfrutarlo como tentempié a media tarde con una taza de té! Prepararla es muy fácil:

Ingredientes:

Preparación:

    1. Primero tienes que preparar la base: hornea los copos de cereales junto a las claras de huevo (procura que estén bien esparcidas) hasta que estén bien tostados; les llevará unos 15 minutos en el horno a 180-200 ºC.
    2. Derrite la mantequilla en el microondas usando la opción de descongelar.
    3. Una vez los copos de cereales estén bien crujientes, mézclalos con la mantequilla derretida. A continuación ponlos en la base del molde y, mientras preparas el relleno, mételo en la nevera para que queden bien sólidos.
    4. Monta la nata.
    5. En una olla, y procurando que no se peguen ni se quemen, mezcla el queso crema con la nata. Añade la cuajada cuando la mezcla empiece a burbujear y retira del fuego cuando vuelva a llegar al punto de ebullición.
    6. Vierte la mezcla del queso crema, la nata y la cuajada sobre la base de copos de cereales crujientes y deja que repose un poco y baje la temperatura. A continuación, vuelve a meter el molde en la nevera para que la tarta de queso quede bien cuajada.
    7. Para preparar la cobertura: pon los arándanos (o las frutas del bosque que hayas elegido) dentro del Estuche de Vapor y añade un poco de agua. Caliéntalos durante 1 minuto en el microondas, remueve, vuelve a calentarlos durante 1 minutos más y vuelve a remover. Repite el proceso hasta que obtengas una textura parecida a la mermelada. Añade el resultado a tu tarta de queso fría antes de servirla.

 

Disfruta de una opción más saludable para este postre que tanto gusta, ¡pero tan rico como siempre! Además, no necesita horno para la cocción. La tarta de queso fría es ideal para todo tipo de reuniones y paladares: desde un cumpleaños hasta una merienda. ¿Cómo preparas tú la tarta de queso fría?

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir