Categorías

Aguacate, la grasa saludable

El aguacate es una fruta de la misma familia que el laurel o la canela que crece en regiones cálidas y zonas tropicales. Sin embargo, a diferencia de otras frutas, el aguacate tiene más grasa que azúcares; es parecido al coco, pero su valor calórico es inferior.

Se trata de un fruto rico en grasas monoinsaturadas, antioxidantes y minerales, los cuales son aliados de nuestra salud. En definitiva, “aguacate = grasa saludable” y, además, su sabor es muy suave, por lo que resulta un ingrediente muy versátil.

Las especies que se conocen del aguacate son la mexicana, la antillana y la guatemalteca. Los frutos de la especie mexicana son de tamaño pequeño y con un alto porcentaje en aceite; los de la antillana, de mayor tamaño, pero con un menor contenido en aceite, mientras que los de la especie guatemalteca presentan características intermedias.

 

Aguacate, grasa saludable y otras propiedades

El aguacate aporta principalmente grasa insaturada, sobre todo ácido oleico, que es la que también aporta el aceite de oliva. Se trata de grasas saludables, adecuadas para cualquier dieta y etapa de la vida. No obstante, a diferencia de otras frutas, el aguacate no aporta mucha agua ni hidratos de carbono, ni tampoco proteínas.

Las grasas monoinsaturadas del aguacate tienen la propiedad de reducir las tasas de colesterol total en sangre (el LDL-c, también llamado “colesterol malo”), así como de incrementar los niveles de HDL-c (el “colesterol bueno”).

Asimismo, también es rico en vitaminas: la vitamina E permite que el aguacate sea antioxidante, lo que contribuye a reducir el riesgo de ciertas enfermedades como las cardiovasculares, las degenerativas e incluso el cáncer, así como que intervenga en la estabilidad de las células sanguíneas y en la fertilidad. Las vitaminas hidrosolubles del grupo B, como la B6 o la piridoxina, permiten el buen funcionamiento del sistema nervioso.

 

¿Sabes cómo abrir el aguacate?

Es fácil, pero tiene su truco: corta el aguacate por la mitad de manera longitudinal dándole la vuelta completa al fruto. Después, gira las mitades en sentido contrario una de la otra hasta que se desprenda el hueso de una de ellas.

 

Añade aguacate a tu dieta

¡El aguacate tiene muchísimos usos! Y es que su sabor suave y su textura cremosa permiten combinarlo con infinidad de ingredientes y prepararlo de muchas formas. Por ejemplo: se puede presentar en dados, salteado, relleno, en puré, como salsa y hasta en batidos y helados. En ensaladas queda delicioso, ¡o en bocadillos!, y combina a la perfección con una tostada y un huevo en el desayuno.

Aunque la receta estrella del aguacate es ¡el guacamole! ¿Sabes cómo prepararlo? Machaca la pulpa del aguacate con pimiento, cebolla y tomate cortado en dados pequeños aliñados con zumo de limón y especias como pimienta o cilantro. ¡Delicioso!

No dudes en introducir el aguacate y su grasa en tu alimentación. No le tengas miedo: ¡es bueno para tu salud! Además de que está riquísimo. ¿Cómo lo tomas tú?

 

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir