Categorías

Bechamel vegana apta para todos

De origen francés, la salsa bechamel es probablemente una de las más famosas y utilizadas del mundo. La bechamel tradicional se elabora con tan solo 3 ingredientes: leche, mantequilla y harina; se aromatiza al gusto con un poco de pimienta o nuez moscada, y se le añade una un poco de sal. Seguro que te estás preguntando "¿cómo se puede preparar una bechamel vegana si la leche y la mantequilla son imprescindibles?". ¡Ahora te lo explicamos!

La base de la bechamel es un roux, nombre que recibe la mezcla de harina con cualquier tipo de grasa, aunque lo habitual es emplear mantequilla. Con la salsa bechamel se cubren canelones, lasañas, verduras a la crema... y se gratinan para darles un aspecto dorado y delicioso. También se utiliza como base para muchas otras recetas y se emplea para ligar el relleno de empanadas y las populares croquetas.

En definitiva, la bechamel es una salsa suave, cremosa y ¡buenísima! Sin embargo, hay personas que no pueden disfrutar de la receta tradicional, ya sea debido a intolerancias o porque evitan el consumo de alimentos de origen animal. ¿Estás en uno de estos casos? ¿Tienes curiosidad por conocer una alternativa a la bechamel tradicional? Te presentamos una propuesta para preparar una bechamel vegana, igual de rica que la tradicional y, además, apta para todo el mundo.

 

Cómo preparar bechamel vegana

Para obtener bechamel vegana, lo único que se necesita es sustituir los ingredientes base por alternativas similares. Por ejemplo:

  • En lugar de leche, se puede utilizar bebida de soja, avena, arroz o cualquier tipo de bebida vegetal. Lo importante es que no tenga un sabor demasiado dulce. Busca un tipo de bebida cuyo sabor sea lo más neutro posible para poder hacer todo tipo de elaboraciones.
  • Para la mantequilla, el sustituto natural suele ser la margarina. Aunque una opción aún más saludable es usar aceite de oliva, una grasa mucho más saludable para nuestro corazón.
  • La harina es de por sí vegetal, por lo que no necesitas cambiarla. Aunque los veganos suelen utilizar harina integral.

El resultado de la bechamel vegana es una salsa más oscura que la original, ya que los ingredientes le dan mayor color a la mezcla. También debes tener en cuenta que puede ser más grumosa, sobre todo si sustituyes la harina refinada por harina integral. De todos modos, tanto el sabor como el resultado de la bechamel vegana son muy parecidos a los de la bechamel tradicional.

Lo mejor de la bechamel vegana es que no solo es apta para los que siguen una alimentación vegana, también es perfecta para personas alérgicas a la proteína de la leche o con intolerancia a la lactosa. Y si utilizas, por ejemplo, harina de maíz, arroz,  garbanzo o almendra también es apta para celíacos o intolerantes al gluten.

 

Alegra tus platos y sorprende a todo el mundo con esta salsa. ¡Nadie va a creerse que no es la bechamel original!

3 ideas para tu bechamel vegana

A continuación, te dejamos unas cuantas ideas para que elabores tus recetas de bechamel vegana:

1. Bechamel vegana de almendras

¿Qué ingredientes necesitas? Tan solo bebida y harina de almendras con aceite de oliva.

2. Bechamel vegana de avena y espelta

Prepárala con bebida de avena, harina de espelta y aceite de oliva.

3. Bechamel vegana de arroz y coco

Solo necesitas bebida de arroz y coco a partes iguales, harina de arroz y aceite de oliva.

 

Un detalle que debes tener en cuenta

La versión vegana de la bechamel no tiene porqué ser más ligera que la bechamel original. Simplemente sustituimos grasas de origen animal por grasas de origen vegetal. Aunque, como hemos comentado, la grasa del aceite de oliva es más saludable que la de la mantequilla o la margarina. Prueba a preparar distintas combinaciones de esta salsa vegana hasta que des con la que más te guste ¡y cuéntanoslo!. Ya verás que no echarás de menos la bechamel tradicional.

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir