Categorías

Todo lo que debes saber sobre el pan

El pan está elaborado a base de harina, agua, masa madre o levadura y un poco de sal, y en Occidente se considera un alimento básico de consumo diario. El proceso de elaboración artesanal consiste en preparar una masa que se deja fermentar y después se hornea.

Actualmente es complicado encontrar pan que se elabore de la manera tradicional y, por tanto, abunda el pan de poca calidad. Existen muchos mitos relacionados con el pan: ¿es un alimento que deberíamos eliminar de nuestra dieta o tenemos que consumirlo a diario? ¿Cuál es el mejor pan? Gracias a este post podrás resolver todas tus dudas.  

 

El origen de la mala fama del pan

La mala fama del pan viene de lejos. En dietas, por ejemplo, es uno de los primeros alimentos que se eliminan. ¿Quién no ha oído algún vez lo de que “el pan engorda”? Este mito no tienen ningún sentido porque no hay ningún alimento que engorde o adelgace de por sí mismo, lo que realmente es significativo es lo que se come a lo largo del día.

Sí es cierto que la mayor parte del pan que se encuentra en supermercados y algunas panaderías no es un producto de calidad. Suele tratarse de pan blanco preparado con harinas refinadas que aportan hidratos de carbono sin más. Además, las variedades de pan más industriales suelen llevar azúcar y aceites refinados, por lo que no son una opción saludable.

 

¿Qué pan escoger?

Con tantas opciones diferentes y variedades es normal que no sepas por qué pan optar. Para que el pan sea de calidad y aporte más nutrientes, decántate por el pan integral.

 

¿Cómo reconocer un pan integral?

Es realmente difícil encontrar un pan integral verdadero, sobre todo en los supermercados. Para reconocerlo, fíjate en los ingredientes descritos en la etiqueta o pregúntale al panadero con qué ingredientes está preparado el pan.

Existe pan integral falso, ¿lo sabías? Por el color, y los diferentes cereales o semillas que se utilizan en la decoración podemos pensar que se trata de pan integral, pero no lo es.

 

Pan integral

Está preparado con harina 100% integral, eso significa que aporta todas las partes del cereal: el endospermo contiene hidratos de carbono y proteínas; el salvado aporta fibra, vitaminas y minerales, y el germen, aporta antioxidantes y fitonutrientes.

No importa el cereal con el que esté elaborado el pan: trigo, kamut, centeno, espelta… Lo importante es que sea de grano entero para que sea integral.

 

Pan de cereales

Se trata de un tipo de pan preparado a base de mezclas de harinas de diferentes cereales, esto no implica necesariamente que sean todas integrales. Su color suele ser más oscuro y también suele estar decorado con semillas o copos, por lo que es fácil confundirlo con el pan integral.

 

Pan de semillas

Con el pan que lleva semillas (de chía, de amapola, de lino, de sésamo…) sucede lo mismo que con el pan de cereales: simple vista parece que se trata de pan integral, pero no lo son necesariamente; todo depende del tipo de harina utilizado.

 

Falso pan integral

Increíble, pero cierto. Se comercializa como pan “rico en fibra”. Se trata de un pan elaborado con harina refinada al que se le añade salvado, la parte del cereal que se retira cuando se elabora la harina blanca. Así pues, aunque puedan contener la misma cantidad de fibra que un pan integral, no es un pan integral, ya que parte de la harina es refinada.

En estos casos, en la etiqueta la harina blanca aparece como primer ingrediente y, después, aparece el salvado.

 

Preparar pan en casa

La mejor opción acaba siendo preparar el pan en casa, porque te aseguras de que es un pan integral 100%, elaborado con ingredientes de calidad. Aunque pueda parecer que es laborioso y que se precisa de mucho tiempo, no siempre es así. Hay muchas opciones para facilitarte su preparación como la Panera de Lékué y moldes para pan. Tras amasar, después solo queda dejar que la masa repose, fermente y suba.

 

Recetas muy sencillas para preparar pan en casa

  1. Pan integral: La receta tradicional, utilizando harina integral, agua, levadura y un poco de sal. ¡Delicioso!
  2. Pan integral con nueces y frutas secas: Al clásico pan integral se le añaden nueces y frutas secas para darle un toque diferente y muy rico.  
  3. Pan de espelta: Una receta preparada con harina de espelta integral, un cereal que posee un sabor un poco más dulzón, ¡pruébalo!

 

El pan puede formar parte de una dieta saludable y equlibrada siempre y cuando sea de buena calidad. Búscalo en panaderías de confianza y pregunta cómo está hecho. Aunque para asegurarte de la calidad… ¡prepáralo en casa!

0 comentarios

Escribe un comentario
Subir